La financiación de startups superó los 47.000 millones de dólares en EEUU en 2014

Empresas

La inversión en startups supera por primera vez los niveles de la burbuja puntocom, gracias sobre todo a las megarondas, como las de Uber o Snapchat.

Los inversores de capital riesgo desembolsaron 47.300 millones de dólares con destino a startups estadounidenses en 2014, alcanzando niveles cercanos a los registrados a comienzos de milenio con la burbuja puntocom. Así lo recoge un informe de la base de datos de capital riesgo CB Insights publicado hoy.

Esta cantidad supera por primera vez los niveles de 2001, cuando los inversores canalizaron 36.200 millones de dólares a empresas privadas. Sólo en diciembre, las startups plantearon 7.100 millones.

Los 47.300 millones de 2014 se repartieron entre 3.617 rondas, el mayor número desde el año 2009. El crecimiento del volumen total invertido se debe a lo que el informe llama “megarondas” de financiación, esto es, aquellas de más de 500 millones de dólares cada una, que incrementaron la financiación total en un 62%.

En esta categoría entran por derecho propio las rondas de Uber -1.200 millones de dólares- y Snapchat -485 millones-. La financiación para empresas relacionadas con el negocio móvil se ha duplicado en los últimos tres meses del año, hasta los 3.000 millones.

Muchas de estas nuevas empresas están recurriendo al capital riesgo para pagar los gastos operativos derivados de empezar un negocio desde cero, incluyendo la contratación de personal, la comercialización y la construcción de un equipo de ventas. Por ello, algunos inversores advierten de que estas startups y sus inversores están gastando con demasiado alegría, como ya sucedió antes del estallido de la burbuja puntocom.

Bill Gurley, socio general de Benchmark Capital, afirmó en este sentido en septiembre: “Creo que Silicon Valley como un todo, o la comunidad de capital riesgo o la comunidad de startups, está tomando una cantidad excesiva de riesgos en este momento, sin precedentes desde el 99”.

Sin embargo, un inversor tan conocido como el fundador de Netscape, Marc Andreessen, aunque está de acuerdo en que las empresas deben tener cuidado en su gasto, no prevé una nueva burbuja tecnológica. Su empresa Andreessen Horowitz fue la segunda firma de capital riesgo más activa de 2014, después de New Enterprise Associates.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor