Fitbit no ha robado secretos comerciales de Jawbone

InnovaciónJusticiaRegulaciónWearables

Un juez exculpa al fabricante de pulseras de actividad. Jawbone pedía el veto a la importación de productos de Fitbit en EE.UU.

Aunque los smartphones y el sector de la movilidad han concentrado la mayoría de litigios en el mundo tecnológico en los últimos años, no son monopolio exclusivo de este segmento. El mundo de los wearables también tiene los suyos propios.

Dos de los mayores fabricantes de pulseras de actividad llevaban enfrascados en uno desde el año pasado y ahora parece que éste está cerca de su conclusión. Un juez de la Comisión Internacional de Comercio de EE.UU, Deel Lord, ha determinado que Fitbit no habría robado los secretos comerciales de su competidora Jawbone.

La sentencia de Lord concluye que no ha habido violación de la Ley Arancelaria puesto que “ninguna de las partes ha mostrado una apropiación indebida de ningún secreto comercial”.

La rivalidad entre los dos fabricantes creció en 2015 en el mercado y en los tribunales. Jawbone presentó tres demandas en dos meses contra Fitbit, alegando que la empresa había atraído estratégicamente a sus empleados para obtener conocimiento de sus secretos comerciales, algo que incluía también su próxima línea de productos, datos sobre su cadena de suministro e información financiera. Jawbone pedía que se paralizara la importación de artículos y componentes de Fitbit en EE.UU, algo que finalmente no ocurrirá.

El CEO de Fitbit, James Park, se ha mostrado muy satisfecho con la decisión del magistrado. “Desde el inicio de este litigio hemos mantenido que las alegaciones eran completamente inmerecidas y un intento desesperado de Jawbone por frenar el impulso de Fitbit para compensar su falta de éxito en el mercado”, ha comentado en un comunicado. A Park no le falta razón. Mientras su empresa ha vendido 5,7 millones de dispositivos en el segundo trimestre del año su archienemiga no deja de perder cuota de mercado y ya habría salido incluso del top 5 de fabricantes de wearables.

Por su parte, Jawbone no va a tirar la toalla y espera que el jurado se ponga de su parte. El proveedor de wearables tiene la intención de iniciar un procedimiento más amplio contra su competidora en el estado de California, según se hace eco Reuters.

Jawbone obtuvo una pequeña victoria hace un mes en los tribunales. A mediados de julio otro juez sentenció que tres patentes de Fitbit eran inválidas, después de la primera interpusiera una demanda.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor