Ford y Domino’s Pizza probarán la entrega de comida en vehículos autónomos

Innovación

Las compañías comenzarán a testar un servicio de comida a domicilio repartido mediante coches autoconducidos.

La firma de automoción Ford es una de las líderes en el desarrollo de tecnología de conducción autónoma. La compañía ha destinado gran cantidad de recursos a esta parte de su negocio, invirtiendo en empresas que le pueden resultar de provecho a la hora de investigar y crear nuevas herramientas o mejorar las existentes, y llegando a alianzas para probar y fomentar los usos de los transportes autodirigidos.

En este último terreno se acaba de conocer un movimiento que afecta a otro sector, el del reparto de comida a domicilio. Ford y Domino’s Pizza, la compañía propietaria de una cadena de pizzerías a nivel global, comenzarán en septiembre a probar un sistema de entrega mediante vehículos autónomos.

La ciudad que acogerá los tests será Michigan, en Estados Unidos, donde se analizará la reacción de los consumidores a este servicio de entrega autónoma, explica Reuters. En un primer momento los vehículos, del modelo Ford Fusion Hybrid, llevarán también conductores humanos, aunque el objetivo es que esto solo se produzca en una fase inicial.

Los clients podrán realizar un seguimiento de todo el proceso de entrega mediante GPS, y se les enviará una serie de mensajes para informarles de cómo recoger sus pedidos, una vez estos hayan llegado a la dirección de entrega.

Este es uno de los problemas que por el momento no ha resuelto la compañía, ya que al no tener capacidad para avanzar más allá de la carretera, no provee de un auténtico servicio puerta-a-puerta. Así lo ha reconocido una portavoz de Domino’s, indicando que están “aún centrados en los últimos 50 pies”, esto es, los quince metros o similar que van desde la acera a la puerta de la vivienda.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor