Ford empieza a probar su ecosistema de coches conectados

EmpresasMovilidad

La firma de automóviles ha iniciado las pruebas de sus futuras tecnologías de comunicación coche-a-coche y coche-a-infraestructura colaborando en el proyecto alemán de movilidad inteligente.

Bill Ford iba en serio cuando hace unos meses explicó en el Mobile World Congress los proyectos de futuro del gigante automovilístico, que buscaban un futuro en el que todos los medios de transporte estuviesen conectados. De momento no han ido tan lejos, pero han empezado por lo que sí está en su mano: las tecnologías de comunicación coche-a-coche y coche-a-infraestructura, cuyas pruebas reales acaban de comenzar en Alemania.

Las pruebas han comenzado como parte del proyecto de investigación “Movilidad Inteligente Segura – Campo de Pruebas Alemania” (simTD), para el que Ford está contribuyendo con 20 modelos S-MAX en una flota de 120 vehículos.

Entre las tecnologías que están siendo probadas se incluyen la luz de freno eléctrica que envía un mensaje al vehículo que viene por detrás si hay frenado de emergencia, un sistema de aviso de obstáculos de un vehículo a otro, un asistente de señales de tráfico, la gestión pública de tráfico que ofrece un pronóstico exacto del tráfico y el acceso a Internet in-car.

La apuesta por las tecnologías móviles en Ford quedó patente durante el pasado MWC en el que Bil Ford, CEO de la compañía, presentó su Blueprint for Mobility, en el que detallan las ideas fundamentales de la compañía para enfrentarse a los retos de movilidad del planeta de aquí a 2025. Eso sí, no son los únicos: en el proyecto simTD participan también otras firmas alemanas de automoción y comunicación como Audi, BMW, Daimler, Opel, Volkswagen, Bosch, Continental o Deutsche Telekom.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor