Ford Racing 2

Workspace

Sorpresa, sorpresa, otro juego de coches. Avalado además por el nombre
Ford. ¿Se nos nota poco impresionados? Creednos, no da razones para
estarlo.

El género de carreras de coches es uno de los más trillados en la

historia de los videojuegos. Se han visto desde pequeñas atrocidades que

no divertirían ni al programador que las creó hasta auténticas delicias

que de por sí han hecho a personas comprarse consolas tan sólo para

disfrutarlos. Ford Racing 2 no está en ninguno de esos dos extremos, de

hecho, se encuentra en un limbo intermedio, una especie de purgatorio en

el que debemos pagar nuestros pecados a base de una experiencia anodina

y que en ocasiones roza el sopor.

Ni sí, ni no, sino todo lo

contrario

El caso es que, comentábamos más arriba, Ford

Racing 2 no es un mal juego. Básicamente se trata de un clásico de

carreras, en el que los protagonistas son todo tipo de vehículos de la

compañía norteamericana. Podremos conducir desde modelos clásicos hasta concept cars, pasando por auténticos bólidos de carreras y todo terrenos,

cada uno en sus diferentes tipos de pista. Como viene siendo habitual,

habrá que ir venciendo en diferentes retos, tanto carreras normales como

pruebas de habilidad, para desbloquear nuevos vehículos y pistas.

Los gráficos del juego son funcionales. Los modelos de los coches son bastante

aceptables y los decorados en los que nos toca acelerar de lo lindo

también cumplen bien su función sin resultar brillantes. El sonido

tampoco resulta muy destacable aun realizando correctamente la función

de ambientación. La jugabilidad es también correcta, con un nivel de

dificultad que no dejará tirado a jugadores casuales y que tampoco

aburrirá a los jugadores más experimentados en este tipo de videojuegos.

¿Cuál es el problema? En realidad quizá ninguno. Quizá el problema

consiste en que Ford Racing 2, en su corrección, resulta ser no más que

otro juego más en la lista de los cientos ya publicados. No aporta nada

nuevo ni tan siquiera supera a otros lanzados hace ya meses o incluso

años (véase otros como GT, Need For Speed y otros clásicos).

En resumidas cuentas: si lo que simplemente se quiere es tener otro juego en

la estantería de coches, porque uno se ha cansado ya de recorrer una y

otra vez los circuitos de los que ya tiene, Ford Racing 2 puede ser una

buena opción. En otro caso, el juego puede resultar poco más que

mediocre.

Julio Canto

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor