Foxconn abrirá una fábrica en Pensilvania

Empresas

La planta, en la que Foxconn invertirá 30 millones de dólares, producirá equipos robóticos, componentes para telecomunicaciones y servidores de Internet.

El fabricante taiwanés Hon Hai Precision Industry, más conocido como Foxconn, proyecta construir una fábrica de componentes de alta tecnología en Estados Unidos, más concretamente en Pensilvania. La empresa asiática invertirá  30 millones de dólares en dos años para construir la planta, que estará ubicada en la localidad de Harrisburg.

La nueva instalación se utilizará para fabricar equipos robóticos, componentes de equipos de telecomunicaciones y servidores de Internet. Según el fundador y presidente de Foxconn, Terry Gou, su compañía creará 500 puestos de trabajo en Pensilvania con esta fábrica, informa Bloomberg.

La factoría de Pensilvania no es la única inversión prevista por Foxconn en EEUU. Los taiwaneses también  invertirán 10 millones de dólares en investigación y desarrollo en la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh, según anunció Gou en un evento en Washington.

Durante los últimos meses,  Foxconn ha estado sugiriendo que planeaba aumentar su inversión en Estados Unidos. En declaraciones sobre el proyecto de Harrisburg, Gou dijo que la construcción de esta fábrica refleja el “renacimiento” del sector manufacturero en EEUU. Foxconn ya tiene otra planta en suelo americano, que da trabajo a 30 empleados.

Foxconn produce en sus fábricas de China algunos de los dispositivos electrónicos de consumo más populares de EEUU, con clientes como Apple y HP. Esto le ha convertido en un símbolo negativo de la externalización de la producción en el país norteamericano. Por ello, la compañía está buscando expandir sus operaciones en territorio americano, como respuesta a las peticiones de los clientes estadounidenses de más productos de fabricación nacional.

Esta tendencia, iniciada por Motorola con la producción de su Moto X en Texas, ha sido seguida por Apple, que ha anunciado que levantará una fábrica en Arizona. Ahora su principal proveedor también se suma al regreso a América. “No vamos a migrar a líneas de producción chinas, sino que creamos manufacturas de alta precisión, de alta tecnología, de alto valor añadido,  en EEUU para las futuras tendencias de la tecnología”, declaró Gou.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor