Francia exige a Google 1.600 millones de euros en impuestos

JusticiaRegulación

Tras el acuerdo con el gobierno británico, Google se enfrenta ahora a Francia, que exige el pago de 1.600 millones de euros por impuestos atrasados.

Era tan sólo cuestión de tiempo, y el acuerdo que Google y Reino Unido firmaron el mes pasado, para que la compañía de Mountain View pagara 185 millones de dólares en forma de compensación por sus prácticas fiscales, no ha hecho más que acelerar las demandas del resto de países europeos.

Ahora es el turno de Francia, que en este caso pide a Google el pago de 1.600 millones de euros, en concepto de impuestos atrasados y una cifra mucho mayor que la obtenida por Reino Unido, lo que podría crear unos peligrosos precedentes para Google, ya que le podrían seguir otros muchos países luego.

El acuerdo con el gobierno británico estuvo salpicado de polémica ante la cifra a la que se llegó, criticada por ser demasiado baja al tratar de impuestos atrasados desde 2005. En el caso de Francia, su gobierno ha decidido tomar una postura mucho más acorde con la cifra que los analistas calculan que Google podría haberse ahorrado con prácticas, que aunque legales, no serían según muchos moralmente aceptables, si tenemos en cuenta sus amplios márgenes de beneficio.

El ministro de finanzas francés, Michel Sapin, quiere llegar al fondo del asunto y evitar que Google y otras compañías sigan abusando de las leyes fiscales europeas, usando países como Irlanda para reducir sus impuestos hasta cifras poco razonables. Veremos si finalmente Europa toma medidas para paliar la situación y que no sean sólo los trabajadores y pequeñas empresas las que paguen los impuestos que les corresponden.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor