Francia intenta limar asperezas con los gigantes de Silicon Valley

EmpresasRegulación

La ministra de Innovación gala, Fleur Pellerin, ha viajado a EE.UU para reunirse con compañías como Facebook, Twitter, Intel o Airbnb.

Fleur Pellerin, la ministra de Innovación, Economía Digital y Pymes de Francia, ha viajado esta semana a Silicon Valley para relajar la tensión existente entre las autoridades galas y las empresas TIC estadounidenses. La responsable ha asegurado en una rueda de prensa en San Francisco que “no estamos absolutamente en ninguna cruzada contra las empresas americanas o los americanos”.

“Mi propósito aquí no es declarar la guerra contra EE.UU. Todo lo contrario. Pretendo visitar grandes compañías tecnológicas y discutir con ellas las posibles alianzas y sinergias que podemos desarrollar”, explica Pellerin. Entre el tour que tiene programado la política se incluyen reuniones con Sheryl Sandber, COO de Facebook, y con otras empresas como Twitter, Intel o Airbnb. Entre sus objetivos, también está convencer a Google de que canalice más capital riesgo en Francia.

Las relaciones entre Francia y EE.UU en materia empresarial se han caldeado últimamente, sobre todo desde que las autoridades francesas echaron por tierra la adquisición de la plataforma de vídeos Dailymotion por Yahoo!. El ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici, truncaba la compra al no aceptar que la empresa americana obtuviera más del 50% en la participación de la firma de France Telecom. Moscovici comentaba literalmente que Yahoo! había experimentado problemas de salud y no querían “dar una pepita francesa en buen estado a una empresa que se la trague y que no sabemos qué va a hacer exactamente con ella”.

Este rechazo habría dañado la imagen de Francia entre los negocios e inversores extranjeros, un perjuicio que ahora Pellerin está intentando enmendar.

Sin embargo, poco le están ayudando sus colegas del gobierno a la responsable de la cartera de Innovación. La ministra de Cultura, Aurelie Filippetti, ha cargado contra Amazon acusando al gigante de Seattle de establecer un “monopolio virtual” y de resultar “destructiva para las librerías”. Las autoridades francesas mantuvieron una disputa legal con la compañía de comercio electrónico entre 2006 y 2010, reclamándole 252 millones de dólares en impuestos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor