Fuentes de luz con el grosor del papel

CloudServidores

General Electric ha diseñado un dispositivo de iluminación con OLED con
el que la potencia y la eficacia de la luz hace posible su uso como
fuente lumínica.

La tecnología que se emplea en las pantallas más modernas de televisión,

monitores e incluso teléfonos móviles, y que está basada en los diodos

orgánicos emisores de luz (OLED), podría ser la futura alternativa de

las bombillas y convertirse en fuente de iluminación para uso doméstico,

según informa EFE.

Así, una portavoz de General Electric (GE)

comenta que la unidad de investigación de esta compañía ha diseñado un

dispositivo de iluminación con OLED que demuestra que la calidad, la

potencia y la eficacia de la luz conseguida con esta tecnología hace

posible su uso como fuente lumínica.

Los OLED son láminas

delgadas de un material parecido al plástico que emiten luz cuando se

les suministra energía eléctrica, y se utilizan en la actualidad para la

producción de pantallas planas como las que incorporan los teléfonos

móviles, agendas electrónicas, monitores y televisores, que alcanzan

niveles de brillo y nitidez desconocidos en diferentes condiciones de

iluminación.

Los investigadores de GE han logrado aumentar por 4

la eficiencia de iluminación de los OLED y por 600 la producción de luz,

creando un dispositivo que funciona como un panel de 24×24 pulgadas

(unos 61×61 centímetros) y que produce 1.200 lúmenes de luz con una

eficacia de 15 lúmenes por vatio (como las bombillas de tecnología

incandescente).

Basándose en las dimensiones de una habitación,

el nuevo artilugio permite que el nivel deseado de luminosidad pueda ser

incrementado o disminuido dependiendo del número de paneles instalados.

Igualmente, el equipo de GE trabaja ahora en la creación de aparatos de luz

del grosor del papel, que puedan ser aplicados a las superficies de la

misma manera que el papel pintado a las paredes.

El programa de

OLED comenzó hace tres años con el desarrollo de un prototipo de 1×1

pulgadas que emitía 3,8 lúmenes por vatio, y con lo que se comprobó que

era posible crear luz blanca con calidad de iluminación. Al año

siguiente desarrollaron un prototipo de 6×6 pulgadas que emitía 7

lúmenes por vatio.

Las mismas fuentes añaden que la siguiente

meta del programa será demostrar que los dispositivos electrónicos

orgánicos pueden ser hechos de un material flexible en un proceso

continuo de rollos, sin la inversión de capital que se requiere para la

producción de tecnología de semiconductores inorgánicos procesada por

lotes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor