Fuertes apuestas por el nuevo chip de Transmeta

Workspace

El último chip de Transmeta, el Efficeon, debutará en portátiles a finales de esta año.

Efficeon, cuyo anterior nombre en clave fue Astro, “incrementará de forma notable el rendimiento respecto a los anteriores procesadores de la compañía”, dice Mike DeNeffe, director de marketing de Transmeta.

Inicialmente el chip aparecerá en pequeños portátiles y Tablets PC, dos mercados relativamente pequeños en los que ya se pueden encontrar los chips de la compañía. Pero comenzarán a ser utilizados en portátiles mayores, aquellos que cuentan con pantallas de entre 12 y 14 pulgadas, en el primer trimestre del próximo año.

Transmeta necesita que este producto triunfe. A principios del año 2000 la compañía prometió que sus chips Crusoe solucionaría uno de los mayores problemas de la informática portátil: la corta vida de las baterías como consecuencia del consumo de energía por parte del procesador. La compañía llegó a acuerdos con varias fabricantes japoneses y de Taiwan y sostuvo una oferta pública inicial a finales de 2000. Pero entonces todo falló.

Intel empezó a esforzarse en reducir el consumo de energía, un esfuerzo que culminó con Centrino, que fue lanzado al mercado el pasado mes de marzo. Aunque algunos analistas señalaron que los chips Crusoe consumían menos energía, los usuarios optaron por el rendimiento global del chip de Intel.

A comienzos de 2001 hubo no sólo problemas en la fabricación del Crusoe 5800 que llevaron a retrasos en su lanzamiento, sino la deserción de algunas compañías que cambiaron a las filas del chip de Intel, pérdidas de ingresos, incremento de las pérdidas y otros problemas. Aunque en el segundo trimestre los ingresos ascendieron a 5,1 millones de dólares, las pérdidas netas alcanzaron los 22 millones de dólares.

Sin embargo parece que con el nuevo chip la suerte podría cambiar. Efficeon difiere de su predecesor en que puede procesar ocho instrucciones por cada ciclo de reloj. De esta forma, al poder procesar más instrucciones al mismo tiempo, aumenta su rendimiento en un 50 por ciento respecto a otros chips de Transmeta sobre aplicaciones estándar, y en un 80 por ciento sobre aplicaciones multimedia, según la compañía. Además, incrementar el trabajo por ciclo de reloj también reduce el consumo de energía.

El chip debutará sobre 1GHz e incluirá HyperTransport, una tecnología de interconexión de alta velocidad entre chips que utiliza el chip Opteron de AMD y que aumenta el rendimiento de los ordenadores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor