Fukushima: ahora amenazada por un tifón [Veredicto: a perro flaco…]

Empresas

Esa mancha blanca que aparece en la fotografía tomada por un satélite es un tifón.

Y debajo, oculto por la propia nubosidad, no se ve pero está la costa de Japón, en concreto las proximidades de una zona que hace poco más de 6 meses ya fue devastada por una acumulación de desgracias: terremoto, tsunami, inundación, catástrofe radiactiva… Fukushima continúa siendo una zona donde el peligro es cotidiano. Y aún hay más.

El tifón Roke llega al litoral nipón acompañado de vientos de más de 150 km/h.

El efecto que dichos vientos pueden tener sobre las inmediaciones de Fukushima podría poner en peligro a los habitantes de la zona, de manera que se ha procedido a evacuar a más de un millón de japoneses. La causa no es sólo el tifón en sí mismo sino cómo podría afectar a las tareas de control y recuperación de la dañada central nuclear que se vió afectada. Recordamos que hasta 500 toneladas de agua subterránea  afectada por la radiación salen cada día al mar y que al ser arrastradas por los fuertes vientos del tifón se extenderían por toda la costa extendiendo los efectos de los isotopos radiactivos que contiene.

En la imagen obtenida por satélites del NOAA se observa el gran tamaño del tifón comparado con la silueta (en verde) de la costa. ─[NOAA vía Hiroko Tabuchi]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor