Samsung Galaxy S5, un smartphone adaptado al estilo de vida del usuario

EmpresasMovilidad
Galaxy S6

El nuevo teléfono inteligente de Samsung cuenta con un modo privado y otro para niños, incluye un sensor de huellas dactilares y otro para monitorizar los latidos del corazón.

Samsung parece haber aprendido la lección con el S3 y el S4. De poco sirve incluir prestaciones que sobresalen a nivel de software si al final los usuarios las acaban deshabilitando o no utilizando. Con la quinta iteración de su gama S la empresa coreana ha preferido centrarse en aquellos aspectos que sí que le resultan realmente útiles al usuario final y dejarse de florituras y golpes de efecto.

“Seguiremos teniendo a nuestros consumidores como nuestra prioridad principal”, ha recalcado el vicepresidente de operaciones de Telecom de Samsung a nivel europeo, Jean Danyel Ayme, quien ha repasado una por una las especificaciones del nuevo terminal. Y en la misma línea ha hablado JK Shin, CEO de la división de Comunicaciones de la firma: “Nos seguiremos centrando en lo que quiere el usuario. Os prometo que nunca dejaremos de innovar”.

Este asentamiento de Samsung se deja ver en la apariencia del nuevo S5, con un diseño muy similar a su predecesor. Cambian el lomo, que está perforado al estilo de la Nexus 7 para mejorar la resistencia aunque manteniendo el plástico, y los tonos. Para darle al nuevo Galaxy un ‘modern glam look’ la empresa ha escogido sus habituales blanco y gris-negro, a los que ha sumado un tono champagne y un azul oscuro. Al margen, Samsung ha contactado con algunos diseñadores para darle un look exclusivo al teléfono.

Son 5,1 pulgadas de pantalla en un panel SUPERAMOLED Full HD con colores muy vividos. En su interior corre Android 4.4 y tiene un potente corazón Qualcomm Snapdragon 801 de 2,5 Ghz, 2 GB de RAM y 32 GB o 64 GB de almacenamiento interno.

La cámara trasera del S5 es otro de los puntos fuertes del teléfono y donde se han concentrado las mejoras. Dispone de 16 megapíxeles, es capaz de grabar en 4K, cuenta con enfoque selectivo y autofocus superrápido.

En cuanto a conectividad, el teléfono presume de ser uno de los mejores, con LTE, WiFi y la función Download Booster, capaz de combinar ambos y ofreciendo un gran velocidad de navegación.

El S5 integra una batería de 2.800 mAH. Además tiene el Ultra Power Saving Mode, con el que podemos dejar la pantalla en blanco y negro para usar solo llamadas, mensajería y hasta tres apps. Desde Samsung prometen 24 horas de autonomía si se echa mano de este modo.

galaxsy-s5

Protegido por dentro y fuera

Otro pilar del nuevo Smartphone es la protección. El fabricante ha añadido a su botón central un lector de huellas dactilares que da la posibilidad desde desbloquear el teléfono hasta realizar pagos móviles sin ningún otro paso intermedio. Por fuera, también está protegido del agua y el polvo con la certificación IP67, aunque no resistiría a una caída al agua.

Samsung ha insistido mucho en que el teléfono debe estar adaptado a la vida diaria. Así, se ha introducido un modo para niños en el cual estos solo pueden acceder a ciertas apps, juegos y contenidos multimedia y una capa de privacidad, a la cual solo se puede acceder mediante las huellas dactilares.

La salud también ha brillado en el Unpacked5 de Samsung. Y es que el S5 es el primer smartphone que esconde un sensor de latidos del corazón. Está escondido bajo la cámara, haciendo las veces de flash. La app My Health también ha evolucionado hasta convertirse en todo un entrenador personal que monitoriza calorías y vigila dietas y ejercicios.

El Galaxy S5 estará a la venta a mediados de abril en más de un centenar de países, aunque por el momento no se conoce su precio. Teniendo en cuenta el historial de sus antepasados, todo hace pensar que rondará los 699 euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor