Galopa a todo pedal con la bici equina

EmpresasInnovación
0 0

La equitación y el ciclismo cabalgan juntas… o pedalean emparejadas. Ambas cosas.

Horsey es el nombre de ese híbrido cicloequino de la fotografía y básicamente no trota ni galopa, ni mucho menos salta setos, pero te permite montar en bici de manera que desconcertarás tanto al malo que te persigue a lomos de su caballo como al peplotón que se dirige hacia el alto de montaña de categoría especial. ¿Deseas saber más?

No te confundas y trates de picar espuelas mientras estás pedaleando porque puedes terminar con tus doloridos huesos en el suelo.

Tampoco te confíes, la bicicleta parece mansa pero puede ocultar un potrillo indomable que necesite que le demuestres quien lleva las riendas. Horsey pretende evocar el mundo hípico a base de una sencilla estructura metálica que se fija al chasis de la bicicleta y añade la silueta de la cabeza y la grupa de un caballo con la cola al viento a las dos ruedas.

Su diseñador, Eungi Kim, que ha ganado con este trabajo la Competición de Diseño Ciclista 2010 en Seúl, manifiesta que su motivación es hacer que además de otorgar un look especial, los dueños de las bicicletas pasen a contemplarlas y cuidarlas más como una mascota que como un medio de transporte.

Además de engrasar, ahora habrá que cepillar, dar forraje, poner herraduras nuevas… ─Antonio Rentero [Design Boom]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor