Garantías cibernéticas

Movilidad

Las últimas declaraciones aportadas por la Administración desvelan su interés por incrementar la seguridad sobre Internet aunque sin una determinación acusada.

La Administración está centrando recursos y fuerzas para lograr que el usuario español navegue por Internet sin miedo. De hecho, Francisco Ros, titular del Departamento de la Sociedad de la Información, ha desvelado con sumo rigor su interés por ofrecer un mayor nivel de seguridad online, uno de los factores que más ralentizan la entrada de España en el universo cibernético. Y, sin lugar a dudas, en el entramado B2B.

Ros, una vez más, intenta paliar la situación apostando por el desarrollo de la firma digital y de los procesos de certificación que, como su nombre indica, pretenden hacer realidad los requisitos legales que toda operación económica o empresarial implica. Con las mismas garantías que las actividades paralelas obtienen de manera offline.

Además, el sector público ha hecho hincapié en la relación derechos de autor e Internet, consecuente con una de las corrientes más polémicas del momento: la descarga de archivos musicales y de películas a través de las redes P2P, acompañada de una cruenta batalla privada.

Sin embargo, los argumentos sostenidos en esta ocasión por Francisco Ros no han sido precisamente demasiado concretos. Basándose en que la tesitura se está desarrollando a nivel mundial y que su origen es reciente, “la cuestión queda abierta al análisis”.

De todos es sabido que muchas organizaciones han tomado cartas en el asunto para exponer sus objetivos y prioridades, tanto a favor como en contra de las descargas digitales.

Así pues, esperemos que las decisiones de la Administración se tornen más dinámicas de tal manera que, a corto plazo, podamos saber hacia dónde se dirigen y con el evidente propósito de manejarnos por la Red sin miedo. Con absoluta libertad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor