Garmin nüvi 3790T

ComponentesWorkspace
0 0

Un GPS de diseño que puede controlarse por voz y que incluso evita los atascos.

Lo primero que llama la atención del Garmin nüvi 3790T es el diseño. ¿Es un GPS o un teléfono? Porque parece un smartphone de última generación, por sus líneas redondas y sofisticadas.

En comparación con otros navegadores del mercado, destaca por ese diseño minimalista y por su grosor. Es tremendamente delgado -no llega a un centímetro- y dan ganas de metérselo en un bolsillo y llamar por él. O de conectarse a Internet y actualizar el perfil de Facebook, por ejemplo, porque su pantalla de 4,3 pulgadas podría ofrecer unas condiciones óptimas de navegación por la red.

Sin embargo no está pensado para ese objetivo el Garmin nüvi 3790T, sino para guiarnos allá donde vayamos. Dispone de las funciones básicas de cualquier GPS -durante su uso hay que prestar atención a que éste esté activado, ya que si no el dispositivo realizará una simulación sin contactar con los satélites que podrá llevarnos a cualquier sitio menos a nuestro destino, por experiencia- pero una vez comprobado ésto hay que decir que funciona a la perfección.

Su cartografía tridimensional gira y representa la carretera con una precisión de detalle inusual en este tipo de dispositivos. También se puede representar la ruta en dos dimensiones, pero siempre con todo lujo de detalles, hasta el nombre de las calles más pequeñas en aldeas de 10 habitantes en pleno corazón de Castilla y León (comprobado).

Pero lo que verdaderamente hace singular a este navegador es la opción de control por voz -con la que no será necesario despegarse en ningún momento del volante- así como la denominada trafficTrends, que es capaz de analizar el estado del tráfico y proponer rutas alternativas a los atascos de las grandes ciudades.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor