Gestigon y Renault colaboran para estudiar la situación del pasajero en un coche autónomo

Innovación

A través de un acuerdo de colaboración entre Renault y Gestigon se va a desarrollar un sistema que permita a un coche autónomo saber el estado de su pasajero y comprobar si es viable darle el control del vehículo.

Los coches autónomos serán una realidad práctica tarde o temprano, pero a pesar de que habrá un momento en el que podrán tomar básicamente el control absoluto, aún así algunas situaciones y decisiones necesitarán la intervención del usuario. El problema radica en que, estando en un coche autónomo, lo más normal es que mientras tanto estemos realizando otras tareas, por lo que puede que no sea practicable el que podamos retomar el control en sólo unos segundos.

Para evitar esta situación de peligro, y que el coche autónomo sepa qué estamos haciendo y decidir si podremos retomar el control del coche o no, se están desarrollando sistemas especiales que analizan al conductor. Muchos de ellos utilizan cámaras 2D, pero Gestigon está desarrollando una tecnología de análisis y seguimiento que utiliza además cámaras de profundidad.

Gracias al uso de cámaras que den información 3D, para el sistema de Gestigon las condiciones de luz y el fondo no son un problema tan grande como con otros sistemas, por lo que se podría conocer la posición del conductor respecto al volante, donde tiene colocadas sus manos en todo momento, si está manipulando objetos, leyendo, viendo una película, etc… algo vital para calcular el tiempo de respuesta y lo que podría necesitar para transición manual ante posibles problemas en la carretera.

Ésta es la apuesta de Gestigon junto con Renault, que esperan integrar en los vehículos para poder gestionar la transición entre conducción autónoma y directamente controlada por el usuario, un paso importante para facilitar la implantación de estos coches.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor