Ghost Master: The Gravenville Chronicles

Workspace

Ya era hora de pasar al otro lado y fustigar humanos en vez de cazar fantasmas.

Juegos de estrategia los hay de todos los colores y formas. Los más clásicos son los de corte militar, aunque se han hecho acercamientos a otras filosóficas, y~ Ghost Master es de los que entra en este saco, y sus desarrolladores, Sick Puppies, han mostrando que es un filón que aún se puede explotar sin ser repetitivo.

El asunto es bien sencillo: tomamos el puesto de un Ghost Master (digamos director de fantasmas) y nuestra tarea será dirigir los que tengamos a nuestra orden para realizar todo tipo de correrías a los pobres seres humanos que osen ponerse en nuestro camino.

Para realizar nuestra maligna tarea contamos con un pequeño ejército de entidades fantasmagóricas, cada una con sus propias características, y especialmente aptos para unas tareas u otras. Unos, por ejemplo, nos servirán para atraer a las pobres víctimas a lugares que nos sean propicios para el ‘ataque’, mientras que otros serán los adecuados para meterles el miedo hasta el epigastrio. Con el tiempo no solo nos daremos cuenta de que cada una de nuestras víctimas tiene diferentes sensibilidades a distintos tipos de truco para asustar, sino que no siempre son tiernos corderitos los que tenemos que asustar: humanos con sensibilidad psíquica nos podrán poner las cosas difíciles, y tendremos que apurar aún más las jugarretas para poder desembarazarnos de ellos.

Gráficamente el juego no es ninguna obra de arte: los gráficos de escenarios y personajes cumplen bien su función, aunque resultan bastante sencillos y tienen un cierto aire infantil o de broma (no esperéis ver criaturas horrendas como en otros títulos como The Suffering o similares). Los escenarios son bastante completos y nos podremos mover con bastante agilidad por ellos, no solo con los controles típicos de movimiento del mando de nuestra PS2, sino también con ciertos atajos que el programa nos pondrá a mano para agilizar el asunto. El sonido es desde luego parte importante, y aunque tampoco sea una auténtica maravilla, está bien aprovechado y es coherente con el ambiente infantiloide creado por los gráficos.

Ghost Master es un título de estrategia peculiar y original, que dará bastantes horas de entretenimiento a los aficionados al género, aunque quizá habría resultado más atractivo si se hubiese creado con un tono más ‘serio’ y terrorífico.

Julio Canto

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor