Globalfoundries lastra las cuentas de AMD

Empresas

AMD perdió 590 millones de dólares en el primer trimestre, cuando asumió los costes de la compra de SeaMicro y de una revisión de su acuerdo con GlobalFoundries que le permitirá trabajar con otros fabricantes de chips.

AMD ha tenido una pérdida neta de 590 millones de dólares en el primer trimestre del año, lo que supone una fuerte varapalo respecto a los 510 millones de beneficios que el fabricante consiguió en el mismo periodo del año anterior.

Una de las razones ha sido el cargo de 703 millones de dólares procedente de GlobalFoundries, la división de fabricación de chips que la compañía, a consecuencia de un ajuste en el acuerdo firmado entre ambas compañías. A partir de ahora, AMD podrá trabajar con otros fabricantes para conseguir chips hechos con el proceso de 28 nanómetros, aunque seguirá trabajando con GlobalFoundies cuando se trate de chips de 32 nanómetros.

Durante el trimestre también se anunció la compra de SeaMicro por 334 millones de dólares con el objetivo de expandir la presencia de la compañía en el negocio de microservidores. El impacto de la compra fue de 281 millones de dólares, lo que también ha significado un buen bocado a los beneficios de AMD.

De forma que si excluyéramos estos dos detalles de la cuenta de resultados, el beneficio neto de AMD hubiera sido de 92 millones de dólares.

Los ingresos de la compañía durante el primer trimestre alcanzaron los 1.610 millones de dólares.

Este segundo trimestre AMD lanzará nuevos chips para PC, llamados en clave Trinity, que competirán con los Ivy Bridge de Intel.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor