El Gobierno perfila el nuevo canon digital

LegalRegulación

El borrador de real decreto establece una tasa de 1,1 euros para los teléfonos móviles y de 12 euros para los discos duros, entre otros.

El nuevo modelo de compensación por copia privada a los titulares de derechos de autor se va concretando. El Gobierno ya tiene listo el borrador del real decreto que regulará el nuevo canon digital, que incluye un modelo de precios basado en la orden ministerial que estableció el canon digital del año 2008.

Así, las cantidades que deberán abonar los fabricantes de dispositivos afectados supondrá un coste adicional de 1,1 euros para los teléfonos móviles, de 3,15 euros para los reproductores y de 12 euros para los discos duros, entre otros.

La lista de precios también incluye los CD, con un coste de compensación por copia privada de 0,17 euros por unidad, y los DVD, con 0,44 euros por unidad. Las memorias USB se gravarán con 0,30 euros por unidad y los equipos con capacidad de copia, impresión, fax o escáner, con 7,95 euros la unidad, informa 20 Minutos.

Desde el sector tecnológico se insiste en que se trata de una propuesta inicial que todavía puede ser modificada antes del documento final. Quedan por discutirse formas de copia privada que que han surgido en los últimos años, como el almacenamiento en la nube o las tabletas y teléfonos inteligentes.

El borrador se encuentra en manos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital y también sufrirá la revisión del Ministerio de Economía. Existe también la posibilidad de que el real decreto se apruebe sin precios y que estos sean aprobados el próximo semestre. Estos deberán ser negociados por las empresas tecnológicas y las entidades de gestión de la propiedad intelectual. En caso de no haber acuerdo, tomaría parte la Sección Primera de la Comisión de Propiedad Intelectual.

En este sentido, desde el mundo de la cultura, músicos, cineastas y escritores han aplaudido este borrador que regula propiedad intelectual. La vuelta a un modelo de canon digital que se cargue a las empresas tecnológicas, similar al que se aprobó en 2008, es visto como el más justo, puesto que son ellas las más beneficiadas por la difusión de la cultura por medios digitales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor