El gobierno quiere llevar la fibra óptica al 85% de la población en 2018

Movilidad

El Programa de Extensión de la Banda Ancha (PEBA) tiene como objetivo acelerar el despliegue de fibra óptica en todo el territorio nacional, especialmente en zonas rurales y sin cobertura actual.

El gobierno español ha anunciado hoy que en 2018 se dará el “impulso definitivo” al Programa de Extensión de la Banda Ancha (PEBA). El objetivo es acelerar el despliegue de fibra óptica en todo el territorio nacional, de manera que la red de fibra óptica alcance al 85% de la población española.

En la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros del año, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado que “el compromiso del ejecutivo es que la fibra óptica llegue al 85% de la población, y si es posible, a todas las localidades y pueblos de España”.

Rajoy recalcó las consecuencias que tendrá este despliegue de la fibra óptica en términos de “posibilidades de desarrollo y de cohesión territorial en materia digital”.

El Programa de Extensión de la Banda Ancha se puso en marcha en 2013, con el fin de llevar la conexión de banda ancha de nueva generación a zonas rurales. En la convocatoria de este año se han entregado ayudas en el marco de este programa por un importe total de 105 millones de euros, combinando subvenciones y anticipos reembolsables con fondos comunitarios Feder.

El gobierno confía en acelerar de este modo la extensión de la cobertura de las redes públicas de comunicaciones, capaces de proporcionar servicios de Internet de muy alta velocidad (100 Mbps o superior) a aquellas localidades que carecen de ellos. La infraestructura consiste principalmente en despliegues basados en fibra óptica hasta el hogar (FTTH), en las llamadas zonas blancas: zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor