Google: “Android no ha causado daños a la competencia, sino que ha hecho que aumente”

MovilidadRegulaciónSO Móviles

La compañía de Mountain View se defiende frente al Pliego de Cargos presentado por la Comisión Europea.

Google lleva unos meses bajo el escrutinio de la Comisión Europea. En esta ocasión Bruselas ha investigado a la empresa de la gran G por considerar que el sistema operativo móvil limita la competencia y porque la empresa tecnológica habría violado las normas antimonopolio de la Unión Europea, exigiendo a fabricantes y operadores la preinstalación de su buscador y navegador.

La institución comunitaria emitió en abril un Pliego de Cargos contra Google por abuso de posición dominante con su plataforma móvil. La empresa tenía hasta mañana para dar una respuesta y defenderse. Lo ha hecho hace unas horas mediante un comunicado.

En el documento el vicepresidente senior y General Counsel de Google, Kent Walker, asegura que “Android no ha causado daños a la competencia, sino que ha hecho que aumente. Android es la plataforma móvil más flexible que hay, equilibrando las necesidades de miles de fabricantes y operadoras, millones de desarrolladores de apps y más de mil millones de consumidores”, señala.

Google pone en evidencia la idea de la Comisión de que Android no compite con Apple, apuntando que todo el mundo excepto ellos lo ven así, incluyendo la misma compañía de la manzana, los fabricantes, los desarrolladores y los propios usuarios. “El 89% de los encuestados para el estudio de mercado hecho por la Comisión confirmó que Android y Apple compiten. Ignorar esta competencia entre plataformas es ignorar la principal característica que define el entorno actual de los smartphones”, comenta Walker.

Alterar el equilibrio, un peligro para el ecosistema

El responsable también advierte de que “alterar este equilibrio haría que los precios suban, obstaculizaría la innovación, reduciría las variedad y limitaría la competencia”. En este sentido, Google avisa de que los desarrolladores dependen de un marco estable y consistente para hacer su trabajo y eso es lo que han buscado al proporcionarles ciertos parámetros a las empresas de hardware.

“Cuando cualquier individuo puede modificar tu código, ¿cómo puedes asegurar la existencia de una versión común y consistente del sistema operativo, para que los desarrolladores no sufran las molestias o los gastos que supone la creación de múltiples versiones de sus apps? Para gestionar este reto, colaboramos con fabricantes de hardware para crear un nivel básico de compatibilidad entre dispositivos Android”, justifican. Desde la firma de la gran G también indican que estas reglas ayudan a minimizar la fragmentación.

Por último, la filial de Alphabet recuerda que “ningún fabricante está obligado a preinstalar ninguna aplicación de Google en un teléfono Android. Sin embargo, sí ofrecemos a los fabricantes un paquete de aplicaciones para que cuando adquieras un nuevo teléfono, tengas acceso a un conjunto de servicios básicos conocidos”. La compañía también se defiende subrayando que “la competencia de Android, incluyendo el iPhone de Apple y el teléfono Windows de Microsoft, no sólo hacen lo mismo sino que brindan muchas menos opciones en las aplicaciones que vienen preinstaladas en los dispositivos”. También indica que los usuarios tienen la posibilidad de eliminar cualquiera de sus apps cuando lo deseen.

En cuanto al cuestionamiento de la Comisión sobre algunos acuerdos de distribución de beneficios de Android y las configuraciones por defecto para realizar búsquedas en sus licencias de apps móviles, Google señala que han reducido esas cláusulas progresivamente en los últimos años pese a que creían que eran legítimas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor