Google compra RightsFlow para permitir que siga habiendo música gratis en YouTube

Empresas

Hace pocos días, Google compró RightsFlow ¿Para qué? Pues muy probablemente, al tratarse de una compañía que realiza tareas automatizadas de búsqueda de quien tiene los derechos de una canción cada vez que suena, para seguir permitiendo que se ponga música en YouTube y que puedas escucharla sin tener que pagar un duro.

Vale, ya existen soluciones para la música como Spootify o GrooveShark, aunque ha ésta le quedan dos telediarios, pero desde que YouTube vio la luz ha sido una fuente para escuchar música y ver vídeos musicales, que al parecer seguirá siendo así.

Básicamente lo que ha hecho Google con esto es comprar un buscador automático de derechos de autor para sí mismo, algo esencial en los tiempos que corren donde las guerras de patentes y derechos se han hecho más encarnizadas que nunca.

A pesar de que Google también cuenta con otros servicios relacionados con la música, como Google Music, por ahora el servicio de RightsFlow se mantendrá sólo para facilitarle la tarea a YouTube, aunque casi seguro que luego se irá expandiendo al resto de sus servicios.

No se sabe mucho sobre los algoritmos y sistemas que RightsFlow utiliza para ser tan eficiente, pero muy probablemente no usen servidores sino una manada de abogados en paro hacinados a lo taller chino clandestino y proyectando capítulos de Ally McBeal de manera continua para que no se amotinen.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor