Google espera cientos de millones de usuarios de Daydream en pocos años

Innovación

La escueta presentación de Daydream en Google I/O ha dado paso a una aclaración de la compañía sobre qué espera de esta tecnología y como espera que sea su monetización por parte de las aplicaciones.

Apenas hay información sobre los detalles concretos de cómo será el visor y el mando de realidad virtual de Daydream, la última propuesta de Google para el sector, pero la empresa de Mountain View tiene claro que va a apostar fuertemente para que sea una pieza fundamental en la expansión de la realidad virtual en los próximos años.

Para lograrlo, Google necesita que los desarrolladores empiecen ya a crear contenidos, y Google se ha encargado de ofrecer herramientas y compatibilidad con varios de los engines más usados, aunque la empresa quiere ir más allá, y tratar de evitar que nuevamente se instaure el modelo freemium.

Según Brahim Elbouchikhi, Google propone que Daydream no sea como Cardboard, donde se ofertan experiencias cortas y poco interactivas, sino que estaría pensado para aplicaciones más complejas, interactivas y más largas, destinadas a sesiones continuas de media hora o más en casa.

Para ello, Google piensa que es imprescindible huir de las propuestas freemium, que desvinculan brevemente al usuario de la experiencia virtual y cortan la inmersión. En Daydream esperan que los desarrolladores apuesten por experiencias cortas gratuitas en las que se puedan probar otras más completas y de pago.

Los planes de Google son que en unos pocos años el número de usuarios de Daydream crezca exponencialmente y lleguen a varios cientos de millones. Además, buscan también estandarizar el control a través de su mundo, evitando que se instaure la selección e interacción con el punto de vista, menos versátil, y crear una valoración de la intensidad de la experiencia para no dar sorpresas ni sustos indeseados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor