Google facilitará a las empresas teléfonos ‘coger y usar’ para sus empleados

Movilidad

La nueva característica de inscripción sin contacto suprime todos los pasos manuales del proceso de configuración de los teléfonos.

En la mayoría de las empresas, facilitar un nuevo teléfono a un trabajador implica que un técnico de la compañía tenga que asegurarse de garantizar que el dispositivo está configurado correctamente y que todas las políticas de seguridad de la empresa se cumplen.

Un proceso a veces tedioso y que supone un problema para las compañías más pequeñas. Por ello, Google ha estrenado una nueva forma de que las empresas puedan ofrecer nuevos teléfonos a sus empleados de forma más sencilla: la inscripción sin contacto.

Como su nombre indica, la nueva característica suprime todos los pasos manuales de configuración del proceso. La idea es que los empleados pueden utilizar el dispositivo nada más sacarlo de la caja, porque todos los servicios de gestión y configuración ya están listos para funcionar cuando lo reciben.

Esto significa que el usuario sólo tiene que iniciar sesión, seguir el proceso de configuración y empezar a trabajar. Los administradores no tienen que hacer ningún trabajo adicional para autorizar estos teléfonos y agregarlos a sus servicios de movilidad; simplemente asignan el nuevo dispositivo a un usuario y cuando se encienda este se inscribirá automáticamente con su solución de gestión de movilidad empresarial, como AirWatch de VMware.

Por ahora, esta característica sólo funciona con el smartphone Pixel en la red de Verizon en EEUU, aunque el plan de Google es ampliar su alcance más allá de esto primera asociación, según informa TechCrunch. La compañía dice que está trabajando con Samsung, Huawei, Sony, LG Electronics, HMD Global, BlackBerry, HTC, Motorola, Honeywell, Zebra y Sonim entre los fabricantes de los dispositivos.

En cuanto a las operadoras, en EEUU Sprint, AT & T y T-Mobile pronto soportarán también este servicio. En Europa, la compañía se ha asociado con BT y Deutsche Telekom, y en la región Asia-Pacífico con Softbank y Telstra.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor