Google Labs cierra y repasamos las 5 formas en las que cambió Internet

CloudEmpresas

Google ha decidido echar el cierre a Google Labs, el laboratorio donde se han cocido algunas de las soluciones que más han cambiado Internet en los últimos tiempos.

Ello no quiere decir que desaparezca la investigación sino que se ocuparán de la misma departamentos especializados dentro de la estructura de Google en lugar de estar centralizados como hasta ahora. Como homenaje hacemos un repaso a sus mayores éxitos, los cuales usas casi a diario. Y aún hay más.

Después del propio buscador y del servicio de correo electrónico (y mil cosas más) Gmail, es posiblemente GoogleMaps la herramienta más usada en todo el mundo.

Con cada vez más funciones y ayudando a diario a que encontremos el camino hacia nuestro destino, sacando a la luz lugares ocultos o asombrándonos antes los caprichos más singulares, GoogleMaps hace ya tiempo que salió del ordenador para instalarse en los móviles y así multiplicar aún más su efectividad.

Google Suggest nos llevó un paso más allá en nuestras búsquedas en Internet. Ahora ya no necesitarás buscar una palabra sino que podrás realizar una pregunta a Google y él te la responde. Empiezas a escribir lo que deseas encontrar y el autocompletado hace que una lista de posibles continuaciones a lo que estás escribiendo aparezcan en el cajetín de búsqueda mientras tú te preguntas cómo es posible que Google sepa lo que estás pensando al leer lo que ibas a escribir justo antes de teclearlo.

Google Docs permitió que tus documentos estuviesen siempre online para poder acceder a ellos desde cualquier ordenador y consultarlos o editarlos sin tener que instalar nada en otro puesto desde el que llegues a ellos. Se acabó la chapuza de enviarnos documentos a nosotros mismos para tenerlos disponibles a través del webmail en cualquier lugar. Aún no se llamaba “la nube” y nosotros ya la utilizábamos gracias a Google Docs.

Google Alerts permitió que nos despreocupásemos de todo, ya teníamos nuestra propipa secretaria que nos recordaba lo que necesitábamos saber en el momento apropiado para que nuestra vida laboral y/o personal no se resintiese de nuestra capacidad de despiste.

Los Anteojos (Goggles) sí que nos han ayudado, entre otras cosas al proponernos pequeños rompecabezas o acertijos antes de permitirnos enviar un correo electrónico, ese típico correo electrónico que mandas a las 4 de la mañana cuando vuelves de fiesta con la conciencia y el ánimo alterados y a la mañana siguiente desearías estar muerto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor