Google se compromete a no demandar a los usuarios de código abierto

EmpresasWorkspace

El compromiso de patentes abiertas Open Patent Non-Assertion (OPN) de Google es parte de su apuesta por los sistemas abiertos y el software de código abierto.

Google anunció ayer el compromiso de patentes abiertas Open Patent Non-Assertion (OPN). En él, la compañía garantiza “no demandar a cualquier usuario, distribuidor o desarrollador de software de código abierto en las patentes especificadas, a menos que nos ataquen primero”.

El OPN es el último intento de Google de apoyar la idea de que “los sistemas abiertos ganan” y que el software de código abierto es “la raíz de muchas innovaciones” en los mercados que Google considera claves, como son el cloud computing y la web móvil, así como Internet en su conjunto.

La empresa de Mountain View ha empezado poco a poco, con 10 patentes relacionadas con MapReduce, un modelo de computación para el procesamiento de grandes conjuntos de datos desarrollado  por primera vez por Google, pero cuyas versiones de código abierto son ampliamente utilizzadas en la industria. Google asegura que pretende ampliar sus patentes cubiertas por este compromiso a otras tecnologías. La compañía sólo utilizará estas patentes de manera defensiva para proteger “un Internet abierto” con “innovación real”, informa The Next Web.

Google espera que el compromiso de patentes abiertas “sirva como un modelo para la industria” y que sea adoptado por otros titulares de patentes. Entre sus ventajas, enumera las siguientes: transparencia, amplitud, protección defensiva y durabilidad.

El anuncio de Google es comparable al Acuerdo de Patentes de Twitter, presentado en abril del año pasado. Aunque Google no hace mención de ese acuerdo, sí reconoce que el OPN complementa los anteriores esfuerzos de cooperación en materia de licencias de compañías como IBM y Red Hat, haciendo hincapié en que sigue apoyando las reformas de patentes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor