Google pagará una multa de 7,8 millones de dólares por monopolio en Rusia

JusticiaRegulación

Además, Google ya no exigirá la exclusividad de sus aplicaciones ni restringirá la inclusión de otros buscadores en dispositivos Android en Rusia.

La disputa que la Agencia Federal Antimonopolio (FAS) de Rusia mantenía con Google acerca de la violación de las normas locales de competencia ha llegado a su fin. Google ha llegado a un acuerdo con la FAS por el que acepta la multa de 438 millones de rublos (7,8 millones de dólares) dictada en el fallo de la autoridad antimonopolio de septiembre de 2015.

La multa asciende al 9% de los ingresos de Google en Rusia en 2014, más la inflacion, según la agencia de noticias rusa TASS. El acuerdo fue aprobado por un tribunal ruso hoy lunes y tiene un plazo de seis años y nueve meses.

El caso antimonopolio surgió de la denuncia presentada por su rival ruso Yandex. El buscador alegaba que Google había pedido a los fabricantes de dispositivos móviles que precargaran sus dispositivos con aplicaciones y servicios de la compañía para obtener acceso a la Google Play Store.

Según estipulan los términos del acuerdo, Google ya no exigirá la exclusividad de sus aplicaciones en dispositivos Android en Rusia y no restringirá la preinstalación de motores de búsqueda y aplicaciones de sus competidores, incluso en la pantalla de inicio de Android.

Asimismo, la corporación estadounidense tampoco exigirá que su buscador sea el único motor de búsqueda preinstalado. La FAS asegura que Google deberá permitir desde ahora que terceras empresas incluyan sus propios motores de búsqueda en la ventana de selección. A tal fin, habrá de desarrollar una “ventana de elección” activa para el navegador Chrome que permita a los usuarios elegir su buscador preferido como predeterminado.

Dentro de los 60 días siguiente a la aprobación del acuerdo, todos los buscadores rusos interesados ​​tendrán la oportunidad de solicitar a la empresa de Mountain View su inclusión en dicha pantalla de selección el próximo año. El acuerdo también hace posible que otras apps sean preinstaladas en dispositivos Android en Rusia.

Un portavoz de Google confirmó los detalles del acuerdo, que valoró así: “Estamos contentos de haber llegado a un acuerdo comercial con Yandex y un acuerdo con el regulador de la competencia en Rusia, para resolver el probelma de la competencia en la distribución de aplicaciones de Google en Android”. La compañía no exigirá el cumplimiento de sus acuerdos anteriores a los fabricantes de teléfonos que hubieran aceptado cualquiera de esos términos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor