Google patenta peluches inteligentes

InnovaciónInvestigación

Los osos y conejos de Google podrían controlar otros dispositivos del hogar, como la TV o un equipo de música.

Coches conectados, smartwatches, neveras y electrodomésticos inteligentes…. ¿Cuál será el siguiente destino del Internet de las Cosas? ¿Qué objetos de nuestra vida diaria serán los próximos que convirtamos en ‘inteligentes’ y conectemos con el resto? El Internet of Things está irrumpiendo con fuerza en los hogares y empresas y eso podría incluir a los más pequeños.

La última patente de Google va por este camino. La empresa de la gran G ha registrado una patente relativa a una especie de peluches inteligentes, que incluyen conejos u osos. Los juguetes están equipados con varios motores, micrófonos, altavoces y cámaras. Así, pueden observar lo que hacen los niños y girar su cabeza mirando a sus dueños.

Según el documento, inscrito en la Oficina de Patentes de EE.UU, los peluches serían capaces de controlar otros dispositivos del hogar, como equipos de música, la TV o altavoces, a través de WiFi.

No es el primer juguete de este estilo que crea un gigante tecnológico. La startup neoyorquina Elemental Path dio a conocer a mediados de febrero los primeros juguetes con la tecnología de Watson, de IBM. Concretamente se trata de dinosaurios inteligentes (CogniToys) capaces de charlar con los niños, contarles chistes y responder a sus preguntas. La juguetrónica lleva años avanzando y hace algunos que pudimos probar gadgets como el conejo Nabaztag.

Tampoco es la primera vez que Google guarda bajo la manga un producto infantil. Hace unos meses la empresa de Mountain View lanzó una versión de YouTube para niños llamada YouTube Kids, que ha sufrido bastantes quejas por parte de los padres en cuanto a la privacidad y los contenidos publicitarios camuflados. Google también se hizo con una desarrolladora de apps infantiles llamada Launchpad Toys creadora de títulos como Toontastic, o TeleStory.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor