Google se queda sin voz ni votos

Empresas

El CEO de Google, Larry Page, no pudo asistir a la conferencia de inversores por un problema de afonía. Le sustituyó el presidente Eric Schmidt.

Larry Page no se presentó ayer a la conferencia de inversores de Google. El presidente Eric Schmidt tuvo que dar la cara (y la voz) por su CEO. Según explicaba Schmidt, la ausencia de Page se debía a un problema con sus cuerdas vocales y era un contratiempo de última hora.

No será el único evento cercano al que faltará el mandamás de Google. Page tampoco estará presente en Google I/O, la conferencia de desarrolladores de la firma de la semana que viene donde se espera que se lance el tablet low-cost de la compañía. Además, Page podría quedarse sin comunicar los resultados trimestrales de Google en julio.

Según explica una fuente de la empresa de la gran G a All Things Digital, el CEO había tenido algunas dificultades en su garganta en sus apariciones recientes, donde su voz sonaba ya un poco rasgada.

Schmidt estuvo arropado en su intervención por dos ejecutivos de Google, el CFO Patrick Pichette y la responsable de Publicidad Susan Wojcicki. La ayuda no le vino mal, porque los inversores acribillaron a los directivos con pregutnas sobre la fragmentación de Android, el asunto de la privacidad, la publicidad móvil y, por supuesto, la integración con Motorola. Respecto a esto Pichette defendió la compra a capa y espada diciendo que las críticas sobre que Google no tiene experiencia en hardware son absurdas. “Construimos nuestros propios servidores, así que somos uno de los mayores fabricantes de hardware del mundo”, explicaba.

Por otro lado, la reunión sirvió para que los accionistas de la firma de Mountain View dieran su beneplácito a las nuevas y polémicas acciones sin opción de voto. Su introducción no llegará hasta que quede zanjada una demanda colectiva por este tema.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor