El smartphone modular de Google, más cerca

EmpresasMovilidad

La compañía mostrará el primer prototipo, que permite a los usuarios elegir que componentes tendrá en su smartphone, este mes al precio de 50 dólares.

Es un ambicioso proyecto que permitirá a los usuarios ‘construir’ el smartphone de sus sueños y sea este con la cámara de un Lumia, el diseño innovador de un iPhone o el poderío de un Galaxy. La multinacional Google ofrece la posibilidad de hacer realidad este concepto futurista con el diseño del primer prototipo funcional de smartphone modular que posibilitará a los amantes de estos dispositivos poder elegir los componentes que desea incluir en su teléfono inteligente, según recoge la web TNW.

La información que se hace eco de un reportaje extenso publicado en la web especializada MIT Technology Review, explica que el nuevo prototipo saldrá al mercado al precio de 50 dólares y será probado en varios estados de EE.UU. antes de comenzar su comercialización. Esta innovadora idea surgió el año pasado fruto del Proyecto Ara impulsado por Motorola, cuyo objetivo final es el de acercar a los fabricantes de celulares y componentes un sistema revolucionrio que les permita “crear pequeños módulos y que sean los usuarios los que finalmente decidan cómo será su smartphone”, detalla la web.

Pocos meses después la compañía fue vendida pero Google, su antigua propietaria, mantuvo esta línea de negocio con área especifica de desarrollo para el Proyecto Ara y fue el pasado mes de febrero cuando sus responsables revelaron los primeros detalles del prototipo en una conferencia para desarrolladores. Ahora acaba de anunciar que pondrá en el mercado este prototipo. En este sentido, los teléfonos modulares, que todavía están en desarrollo, se compondrán de distintos bloques. Para la cámara, el almacenamiento, los sensores o la conectividad. Al usuario, se supone, se le ofrecerá una plétora de posibilidades entre las que decidir su ‘smartphone’ ideal, y además la capacidad de actualizarlo por partes, según lo necesite, bien sea un procesador mejor, una cámara más potente o la capacidad de conectarse a nuevas redes inalámbricas.

En la práctica el proyecto se realizará mediante un sistema magnético ‘electro-permanente’, lo que significa que para conectar o desconectar un módulo habrá que hacer uso de una aplicación instalada en el propio dispositivo, capaz de activar o desactivar unos electroimanes. Gracias a esta tecnología no hará falta que el teléfono disponga de una carcasa que recubra todos los módulos. A falta del desarrollo del modelo definitivo, la fecha de salida del smartphone modular al mercado aún está en el aire, si bien con el lanzamiento de este primer prototipo la firma se asegura un importante paso adelante.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor