Google y BMW invierten en una startup de impresión 3D

EmpresasFinanciaciónStartups

Desktop Metal ha cerrado una ronda de financiación por valor de 45 millones de dólares en la que participan los brazos inversores de la compañía tecnológica y la automovilística.

La impresión 3D con metales puede ser la siguiente frontera y algunas empresas quieren ser las primeras en coger posiciones para lo que pueda venir.

Desktop Metal, una startup de impresión con sede en Burlington (Massachusetts), acaba de cerrar una ronda de financiación de series C por valor de 45 millones de dólares. La operación ha sido liderada por GV (antes Google Ventures) y en la misma también han participado los brazos de inversión de empresas como BMW y Lowe.

La startup utilizará los fondos obtenidos para preparar el lanzamiento de su primera impresora 3D a finales de este año, en la que lleva trabajando un año y medio. Será una máquina capaz de usar metales en lugar de plástico como materia prima.

“Así como la impresión 3D de plástico ha allanado el camino para la creación de prototipos rápidos, la impresión 3D de metal tendrá un impacto profundo en la forma en la que las empresas hacen prototipos y producen en masa piezas en todas las industrias principales”, asegura el CEO y cofundador de Desktop Metal, Ric Fulop. “Somos afortunados de contar con el respaldo de un grupo líder de inversores estratégicos que apoyan tanto nuestra visión como nuestra tecnología y que son fundamentales para impulsar a nuestra compañía a medida que nos preparamos para la introducción de nuestros productos en 2017”, añade.

Antes de esta inyección de capital Desktop Metal ya había contado con el apoyo económico de NEA, Kleiner Perkins Caufield & Byers, Lux Capital, GE Ventures, Saudi Aramco y Stratasys.

Sumando esta ronda de financiación, los fondos totales obtenidos por la empresa emergente desde su fundación en octubre de 2015 ascienden a 97 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor