GPS para la seguridad de tu coche

Empresas

La usos del GPS se extienden y se convierte en un medio de mantener tu coche a salvo.

Nace el GPS

Corrían los años 60 cuando el ejército americano decidió crear un sistema de localización para su armamento bajo algunas premisas: estar disponible de manera continua, no verse afectado por las condiciones atmosféricas, tener un bajo coste y funcionar en cualquier parte de la Tierra.

En 1989, tras gastar más de 14.000 millones de dólares, se lanzaron los primeros satélites que formaban el sistema. En 1994 se lanzó el vigésimo cuarto y durante la Guerra del Golfo Pérsico se le sometió a situación de combate, funcionando a la perfección.

Finalmente, tras un incidente internacional acontecido en 1983, Ronald Reagan anunció que el uso del GPS dejaba de ser exclusivo del ejército y estaría disponible para la comunidad civil internacional, aunque con una precisión inferior, algo que cambió el presidente Clinton en el año 2001.

Hasta hace relativamente poco el uso de los sistemas de localización GPS se habían desarrollado en nichos de mercado como control de flotas, pero la llegada de los sistemas de navegación lo ha popularizado y cada vez es más habitual que los coches salgan de fábrica con navegadores GPS capaces de guiar a sus usuarios a donde quieran con una buena cartografía.

Parrot y Securitas Systems

Pero el mercado busca siempre explotar cualquier sistema, cualquier tecnología y GPS está, en cierto sentido, a las puertas de un mundo mucho más amplio. Hace apenas una semana se presentaron en Madrid dos ofertas cuyo eje central es la tecnología de localización GPS, la seguridad y los automóviles.

Parrot Iberia se aliaba con Securitas Systems para lanzar al mercado el Parrot Securisat 3500, un dispositivo capaz de incluir manos libres Bluetooth, servicio de seguridad y receptor GPS. Funciona, además, con el móvil como sistema de activación, por ello la tecnología Bluetooth.

Se trata de un sistema en el que la acción la toma el coche, no el propio usuario. Funciona de la siguiente manera: el usuario, con un móvil con tecnología Bluetooth, entra en el coche y el sistema le reconoce gracias a su receptor Bluetooth, que se sincroniza con el teléfono, y se desarma. Si por el contrario el coche se pone en funcionamiento sin haber detectado la señal Bluetooth correcta o sin que el usuarios lo haya desconectado manualmente (por si lo dejara en un taller), el sistema envía una señal de alarma a Securitas Systems que, gracias al sistema GPS del coche puede localizarlo inmediatamente y ponerse en contacto con el usuario o la policía en caso extremos. El Parrot Securisat 3500 es, por tanto un sistema proactivo.

ADT y gpsmicrosat

La segunda oferta que se presentó en Madrid la semana pasada partió de ADT, proveedor de soluciones de seguridad y aliado en esta ocasión con gpsmicrosat, compañía especializada en soluciones de movilidad basadas en la localización GPS. A través de este acuerdo, los clientes de gpsmicrosat podrán beneficiarse de prestaciones adicionales como antirrobo, pulsador de asistencia, función viva voz, bloqueo de motor, localizadores y alarmas GPS con sensores de accidente o sabotaje de la baterías. Si se produce un robo, el conductor puede informar a la Central de ADT donde un operador procederá a la localización del vehículo a través del GPS e, inmediatamente, informará a la policía. En caso de que el vehículo tenga instalado detectores antirrobo, será la propia Central la que avisará al usuario de cualquier intento de robo y pondrá en marcha el protocolo de actuación.

Lo que las empresas consiguen, al final, es generar una fuente inagotable de ingresos. Si el GPS es gratis, los fabricantes venden el dispositivo y se olvidan del usuario hasta que éste, años después, lo renueva. Sin embargo, estos servicios, como la cartografía que acompaña a los sistemas de navegación, son de pago anual, o mensual. Estamos pues, ante la misma situación que se generó con los teléfonos móviles. Las operadoras han generado una amplia oferta de servicios de forma que sus ingresos no se limiten a las llamadas. La posibilidad de descargarte música directamente en el móvil o ver televisión en directo son algunas de las últimas ofertas. Quién sabe si, además de seguridad o localización geográfica para viajes, GPS dará para mucho más.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor