Grabadora HP DVD Writer – 640i

ComponentesWorkspace

Lite On hace realidad la tecnología LightScribe de HP con esta grabadora de dopble capa.

El problema del etiquetado de CDs y DVDs ha pasado por varias etapas: desde el rotulador indeleble hasta las obleas con la capa superior de celulosa para poder imprimir sobre ellas con impresoras preparadas al efecto, pasando por las pegatinas con el ta maño y forma apropiados. Hace ya unos meses se presentó la tecnología LightScribe que hasta el momento es la última solución disponible a este problema. Consiste en fabricar unas obleas con la capa superior preparada para ser marcada por el láser. Sí, como lo oís, estos CDs hay que tostarlos por los dos lados (vuelta y vuelta que dirían los cocineros). Por un lado, el de abajo, como siempre, van los datos y por el de arriba se marca con el láser, cual pirograbador de mis años escolares, el diseño de etiqueta que queramos. Estábamos esperando a que los fabricantes se decidiesen a apostar por ella. Hewlett-Packard ha firmado recientemente un acuerdo con Lite On, encargada de fabricar la grabadoras con esta tecnología bajo la marca HP.

Tanto la caja como la documentación son perfectas: la unidad viene hasta con los tornillos para poder ponerlo en la caja del ordenador. Eso sí: no trae faja de IDE así que hay que tenerlo en cuenta si lo vamos a poner en el segundo canal (como es lo habitual y recomendado). Las instrucciones de montaje y configuración hardware son exhaustivas.

El paquete de software que viene con la grabadora es muy completo: Record Now! para poder crear nuestros CDs y DVDs con la mayor comodidad pero sin perder opciones ni control; ArcSoft ShowBiz 2 para poder iniciarnos en el fascinante mundo de la edición y montaje de vídeo; una versión de prueba de muvee AutoProducer otro programa de edición de vídeo pero más avanzado; PowerDVD para poder ver las películas en DVD; y, por último, SureThing CD Labeler para poder dejar volar nuestra imaginación a la hora de etiquetar nuestras creaciones.

Una vez dicho esto, vayamos al meollo de la cuestión. Un análisis un poco más técnico de la grabadora nos deja un buen despliegue de formatos: CD-R, CD-RW, DVD-R, DVD-RW, DVD+R, DVD+RW y DVD+R DL con los métodos Packet, TAO, DAO, SAO, RAW SAO, RAW SAO 16, RAW SAO 96, RAW DAO 16, RAW DAO 96 (para los neófitos: los CDs y DVDs se pueden grabar con distintas técnicas: algunas son buenas, por ejemplo, para los CDs de audio; mientras otras son las que se deben utilizar para las copias de respaldo de nuestros juegos de la PlayStation o X-Box favoritos). La grabadora se identifica como 640c y tiene un buffer de 2 Mb (aunque con la tecnología Buffer underrun protection que incluye es casi lo de menos). Un dato immportante: nada más conectarla y después del pertinente rebote del ordenador para terminar de instalar los drivers nos sorprendió más que agradablemente indicando que había una actualización del firmware ya disponible: es decir, que automáticamente hizo uso de nuestra conexión a Internet para descubrir si había actualizaciones: un detalle muy de agradecer.

Pero al grano, un CD de 700 Mb en poco más de cuatro minutos; un DVD de 4,5 Gb en poco más de cinco: esta grabadora vuela. Los DVDs de doble capa tardan más de cuarenta y cinco minutos pero eso es lo normal para esta tecnología relativamente nueva.

Pasemos ahora a lo verdaderamente nuevo: la tecnología LightScribe. Para poder utilizarla hay que comprar obleas (CDs o DVDs) con esta caractetrística: son más caros pero bajarán cuando se popularice. La etiqueta la diseñamos con el programa SureThing CD Labeler: este programa es muy potente y cómodo de utilizar. Podremos crear cajas de texto o texto circular o incluso en espiral y poner de fondo la imagen que queramos. Nosotros hicimos dos pruebas: una con texto bastante pequeño (aunque luego descubrimos que podría haber sido incluso más pequeño sin perder resolución) y otra con una imagen. Los resultados están a la vista.

Lo más sorprendente de este proceso es que el programa imprime la etiqueta. Me explico, el SureThing CD Labeler considera a la grabadora como una impresora de etiquetas. Total que le damos a imprimir y a esperar cerca de media hora a la máxima calidad. Eso sí, hay que acordarse de que para poder tostar la etiqueta hay que sacar el CD y ponerlo boca abajo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor