Grid computing, un deseo largamente esperado

CloudServidores

La idea de la Grid Computing ha estado rondando desde los días en que los ordenadores fueron conectados en red por primera vez, y ahora comienza a dar sus frutos.

La comunidad académica ha estado fascinada con el potencial de unir los ordenadores de todo el mundo para acceder a una computación masiva y otros problemas sociales tales como la lucha contra el cáncer o los pronósticos del tiempo.

Durante años, la consecución de esta visión ha sido más un sueño que una realidad, debido en gran parte a la Torre de Babel técnica que la industria informática ha creado con múltiples sistemas operativos, arquitecturas de procesadores, lenguajes de programación y protocolos de red.

En combinación, las tecnologías hacen que los desarrolladores tengan que realizar aplicaciones para docenas, sino cientos, de diferentes entornos a soportar. Incluso Java, el lenguaje universal que corre sobre todo y destaca por su interoperatibilidad, fracasa a la hora de enfrentarse con tan enorme tarea. Así, la grid computing ha languidecido en el mundo de la informática.

Puede que la Grid computing no sea la corriente principal, pero los devotos han perseverado para conducir esta tecnología hacia el final de su camino. La omnipresencia de Internet y la casi ubicuidad de Windows han acelerado sus esfuerzos.

Gran parte del trabajo está representado en el Globus Project, una colaboración académica que ha conducido y superado muchos de los cambios que presenta hoy la globlal y heterogénea red de ordenadores. Tomando nota de este esfuerzo, las mayores compañías informáticas están integrando los resultados de este proyecto en entornos de grid computing industriales.

Estas compañías se han dado cuenta de que la grig computing unirá diferentes máquinas de sobremesa y servidores. Dada la importancia de proporcionar de forma integrada hardware, software y servicios, Compaq Computer, IBM, Sun Microsystems y otras compañías han reconocido la importancia de ofrecer opciones de grid computing entre sus clientes.

No obstante, grid computing es mucho más que la última moda. Estimulada por Internet, la informática está sufriendo una profunda transición en su tercera revolución. La primera reolución de la informática fue definida por la interacción terminal/mainframe; la segunda por la interacción cliente/servidor; la tercera está siendo definida como la interacción entre grid/peer.

Las tecnologías que actualmente están en su punto culminante, tales como las redes peer-to-peer, redes de desarrollo de contenido, mensajería instantánea y los servicios web, son las primeras manifestaciones del modelo computacional, que en última instancia distribuirán aplicaciones lógicas, transacciones, colaboraciones y datos a lo largo y ancho del mundo entero.

Las empresas están preocupadas con integrar verticalmente sus aplicaciones con Internet y herramientas tales como los portales de Internet. En el momento en que tengan éxito, comenzarán a buscar soluciones que les permitan integrar horizontalmente sus entornos informáticos con los de sus clientes, proveedores y socios comerciales. Los modelos de servicios web (Sun One, WebSphere y .Net) les proporcionarán parte del tejido necesario para posibilitar las transacciones interempresariales.

Mirando más allá de los modelos de servicios web, serán necesarias similares capacidades para crear las redes de contenido, colaborativas y computacionales en el futuro. IBM, con su proyecto Open Grid Services Architecture, es uno de los primeros en tener una visión comprensiva de estos requerimientos algo disparatados e intentar racionalizarlos en un panorama informático coherente. Resolver problemas en un tipo de red beneficiará a los otros tipos. En este tema, Sam Palmisano, CEO de IBM, precisa que los servicios web son un componente del que aprovechar las sinergias dentro de la arquitectura grid global.

No hay duda de que otros harán declaraciones similares para intentar superar a IBM y otros competidores en la carrera hacia la arquitectura informática global. Pero como en los primeros días de carrera hacia la conquista de la Luna, la sociedad está en los comienzos de una década en la que Internet se convertirá en sí misma en una estructura omnipresente compuesta de grids y peers.

A corto plazo, las empresas tendrán en sus manos integrarse horizontalmente con las herramientas de los servicios web que no se han probado completamente e intentar racionalizar el acompañamiento de redes transaccionales en una infraestructura informática más lisa y provechosa.

En unos cuantos años, los grids computacionales y entonces los grids transaccionales (Servicios Web) proporcionarán beneficios más útiles, que es lo que se espera.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor