Guerra de poder en Apple: qué significa la victoria de Ive sobre Forstall

EmpresasMovilidadSO Móviles

Apple anunciaba a principios de esta semana cambios en su cúpula directiva: la salida de Scott Forstall de la firma y la promoción de Jony Ive a jefe de Interfaz Humana. ¿Qué significa todo esto para la compañía?

La noticia ha hecho correr ya muchos ríos de tinta esta semana: Apple sorprendió a todos el pasado lunes cuando, un poco por sorpresa, anunciaba profundos cambios en su cúpula directiva. Tim Cook empieza a dejar su sello provocando la marcha de Scott Forstall y ascendiendo a Jony Ive a un papel que, hasta ahora, tan solo había sido desempeñado por Steve Jobs. La decisión pone fin a una guerra de poder que se había empezado a desempeñar en Apple con tres cabezas visibles: Tim Cook, Jony Ive y Scott Forstall.

Tim Cook es CEO y seguirá siéndolo, al menos de momento. No obstante, las malas lenguas se han apresurado a indicar que Scott Forstall, responsable de iOS, tenía unas ansias de poder algo desmesuradas que amenazaban la estabilidad de Cook al frente de la compañía. Con una carrera meteórica dentro de Apple en los últimos años, Scott Forstall quería ser CEO de Apple.

El fiasco de la app de Mapas de iOS 6 ofreció a Tim Cook la excusa perfecta para deshacerse de Forstall. Este, según se ha empezado también a comentar, se habría negado a firmar una disculpa pública por la aplicación (como hizo el propio Tim Cook). Scott Forstall era uno de los protegidos de Steve Jobs, pero no se supo adaptar a los nuevos tiempos. El otro protegido, Jony Ive, sí ha sabido hacerlo.

La era Jony Ive en Apple: minimalismo también en software

El gran ganador y protagonista de todos los cambios en la cúpula de Apple esta semana es, sin duda, Jony Ive. Con su nuevo puesto como jefe de “Interfaz Humana”, Ive pasa a controlar todo el diseño de productos de la compañía, tanto hardware, como hacía hasta ahora, como software. De esto último se ocupaba en parte Scott Forstall.

La relación entre Forstall y Ive parece ser que dejaba también bastante que desear (se negaban a asistir a reuniones en las que estuviera el otro). El punto de disputa era el diseño de iOS, el “skeumorfismo” (tratar de que los objetos virtuales imiten a objetos reales) en particular. Es decir: utilizar estanterías para el icono de Books o madera y cortinitas imitando una cabina en Photo Booth. Esto, que gustaba tanto a Steve Jobs como a Forstall, horrorizaba a Jony Ive, por lo que no sería raro que iOS adoptase un diseño más minimalista en el futuro.

Y, la última pregunta, ¿no se siente Tim Cook amenazado por todo el poder que ha dado a Jony Ive? Todo parece indicar que no: Ive es feliz con el diseño y no está entre sus planes ser CEO de Apple (aunque muchos ya lo ven como el próximo Steve Jobs). De hecho, en febrero estuvo a punto de dejar la compañía al querer mudarse al Reino Unido. Tim Cook logró convencerle de que no lo hiciera. Quizá este nuevo puesto sobre todo el diseño de Apple haya tenido algo que ver.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor