Hacking para ellas

CortafuegosEmpresasSeguridad
Hacking para ellas

Power of Community, un concurso de hacking que se celebra en Seúl, está intentando atraer la atención de las mujeres por esta actividad… y demostrar si valen.

El mercado de las TI es un mercado dominado por los hombres. Sí, es cierto que cada vez se ven más mujeres y muy válidas, pero dominan ellos, y casi más cuando se tata del mercado de la seguridad. No digamos cuando hablamos de hacking.

Por eso nos ha llamado especialmente la atención una noticia publicada en Cio.com que recoge que la conferencia de seguridad Power of Community (POC2012) celebrada en Seúl ha tenido un concurso de hacking bautizado como ‘Power of XX’ desarrollado específicamente para mujeres con el objetivo de aumentar el interés de las féminas por este interesante campo en el que lo mismo terminamos por hablar de “las ciberdelicuentes”.

La competición, patrocinada por Sookmyung Information Security Study, un club que forma parte del departamento de Ciencias de la escuela de ingeniería de la Sookmyung Women’s University de Seúl, empezó con 48 equipos. Ocho equipos llegaron a la ronda final, ocho equipos que trabajaron durante todo el día para resolver una serie de retos en áreas como los ataques de aplicaciones web, programación, hacking de sistemas y criptografía.

Aunque los concursos de hacking se preparan para gente muy activa en seguridad TI, expertos, y no tanto para estudiantes, el reto del que hablamos se desarrolló pensando en usuarios más noveles.

Los equipos, de cinco miembros cada uno, se bautizaron con nombres como “Power of MachoGirl” y “Power of Layer23” y según cuentan en Cio.com, tenían un cartel escrito en coreano en el que se advertía que no estaba permitida la entrada de hombres en el área de competición, algunos de los cuales terminaron reconociendo al final del concurso no esperaba que las concursantes fueran tan buenas.

Para Jeong-hoon Shin, uno de las organizadores del concurso, hay diferencias en la manera en que un hombre y una mujer se enfrentan a los problemas de la ciencia. Las mujeres, dice Jeong-hoon Shin, se centran más en el detalle, trabajan más lento y meditan sobre los problemas, mientras que los hombres tienden a precipitarse.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor