Hamilton Time Player: pedacho peluco, colegui

Empresas

Hubo un momento en que la mayoría de la gente pensaba que la Tierra era plana.

Hamilton ha querido homenajear aquella idea con su último reloj, el Time Player, que presenta en lugar de una esfera circular un espacio cuadrado en el que cohabitan pequeños relojes con horarios de distintas ciudades del mundo que puedes alterar a voluntad en cuanto a su ubicación, porque como el reloj no es esférico como el planeta sino plano, al final lo que tienes es una especie de puzzle horario personalizable, porque ya que el peluco te va a costar una pasta (3.000 dólares de nada), al menos que si te encuentras en una fiesta con alguien que lleva el mismo modelo la configuración no sea idéntica. ¿Deseas saber más?

Siempre nos han gustado esos relojes llenos de pequeñas esferas con los horarios de distintas ciudades del mundo, y ahora Hamilton nos da la posibilidad de que tales esferas (¿si son cuadradas se siguen llamando así?) horarias sean las que tú quieras y estén donde tú quieres.

Basta quitar la pieza central para dejar libre un espacio y a partir de ahí ir desplazando lateralmente los indicadores horarios correspondientes a tres ciudades del mundo, New York, Tokio y Dubai. Porque para cada uno las ciudades están en un lugar diferente, vamos, como la isla de “Perdidos“, y ya que te has dejado una lana, pues al menos que el reloj haga lo que tú quieras. —Antonio Rentero [Hamilton LAB]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor