¿Han desarrollado los científicos un pulso más rápido que la luz? Pues parece que sí

Empresas

En el día de hoy un grupo de científicos del National Institute of Standards and Technology (NIST) han anunciado que han logrado que algo se desplace a una velocidad mayor que la luz. Sí, ya, Albert Einstein afirmaba en su Teoría Especial de la Relatividad que el límite de velocidad universal es aquella a la que se mueve la luz en el vacío, pero siemore hay alguien dispuesto a quebrar las reglas, y ellos afirman haberlo conseguido. Te explicamos cómo.

Lo explicaremos de un modo simple.

Imaginemos que nada puede moverse a más velocidad que 100 km/h. Y tenemos un tren que es capaz de alcanzar 90 km/h. Ahora coloquemos tras ese tren una serie de vagones sobre los que construimos otra vía y colocamos otra locomotora que también corre a 90 km/h. ¿Veis por dónde van los tiros?

Pues en el NIST han tenido una idea semejante y han aprovechado un pulso que circula a una velocidad cercana a la de la luz para convertirlo en una especie de portador de otro pulso que permitiría que este segundo se moviese a una velocidad mayor que la de la luz.

El concepto no es nuevo, pero en anteriores desarrollos de dicha teoría no se había alcanzado éxito alguno. Ahora se han aprovechado de algo llamado mezcla de onda cuádruple, que igual te suena complejo pero en realidad es tan sencillo como combinar señales de diferentes frecuencias para producir una nueva que contiene cuatro frecuencias separadas.

En concreto han conseguido enfocar pulsos láser de 200 nanosegundos a una célula que contiene vapor de rubidio. A continuación enfocan un segundo a otra frecuencia diferente. Ambos interaccionan entre sí y con el vapor y se produce un nuevo pulso que hace de portador de un segundo pulso que se mueve a mayor velocidad que los originales.

¿La pega? (siempre la hay) La escasa duración de dicho pulso ultraveloz. De hecho su vida es tan corta que resulta arduo detectar el rastro de su fugaz existencia. Los científicos están observándolo a través del estudio de pequeños rastros de su presencia.

Las aplicaciones que podrían existir para esta tecnología pasan por la transmisión de información, aunque de momento queda mucho por concretar dado que lo que se obtiene ni siquiera llega a ser utilizable para proporcionar datos binarios puesto que el resultado es una fugaz amalgama de datos caóticos, incontrolados e incontrolables… de momento.

En cualquier caso ya se ha logrado que algo se mueva más rápido que la luz aunque tampoco supone un giro copernicano a todo lo que nos enseñó Einstein. ─[Physical Review Letters]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor