Hanako, el robot simulador para dentistas: esto te va a doler a ti más que a mi

Empresas

“Abre la boca” es una frase que no siempre tienes ganas de escuchar. Pero los dentistas no tienen la culpa de tus caries y de que te acuerdes de la película “Marathon man” cada vez que te recuestas en el sillón del dolor.

Para tratar de evitarlo, las universidades niponas de Waseda, Kogakuin y Showa, han desarrollado a Hanako, un robot simulador que hace las veces de paciente con problemas dentales para que los futuros dentistas practiquen con él y así, cuando te toque a ti pasar por sus manos, hayan adquirido más pericia y todo termine felizmente. Lo que no sabemos es si cuando Hanako se porte como un buen chico también le darán una piruleta. ¿Sueñan los androides con piruletas electrónicas? ¿Deseas saber más?

Hanako (que, por cierto, es nombre de chica) es una robot que no se contenta con abrir la boca y quedarse plácidamente tumbada (sin segundas) sino que además está dotada de mecanismos que hacen que mueva la mandíbula, la  boca, la lengua, los ojos, segrega su propia saliva robótica y se queja si le duele.

De esta manera los estudiantes para futuros dentistas podrán ejercitarse sin peligro para sus víctimas (pacientes, queríamos decir pacientes) antes de salir a la calle a curarnos esas bocas que llevamos que son un dolor. Hanako reacciona a las exploraciones del estudiante y expresa mediante muecas y quejidos su dolor, hasta el punto de llegar a poner los ojos en blanco o simular el inicio de una arcada. Es la forma más sencilla de que los futuros dentistas se vayan acostumbrando a lo quejicas y cobardes que somos sus pacientes. Además de fotos, tenemos la posibilidad de ver un video de Hanako en acción. — Antonio Rentero [Headline News]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor