Handiii, el brazo biónico open source de la japonesa Exiii

CienciaInnovación
handiii

La compañía japonesa Exiii ha sorprendido con su brazo biónico Handiii, una prótesis electrónica con un coste en materiales de 300 dólares y que se controla gracias a EMG y un smartphone.

El movimiento open source sigue su curso para revolucionar todo tipo de mercados. Uno de los más prometedores es el de las prótesis, acabando con décadas de sobreprecios y sistemas propietarios para ofrecer alternativas abiertas y de mucho menor coste.

Junto al open source, la impresión 3D ha aportado el sistema de fabricación ideal no sólo para reducir costes, sino también para personalizar, ajustar y, sobre todo, mejorar los diseños y permitir ‘branches’ de dispositivos como si de código se tratara.

Una de las últimas prótesis que podría cambiar radicalmente el mercado es la prótesis de brazo electrónica Handiii, de la empresa japonesa Exiii. En realidad es más bien una prótesis de mano y muñeca, aunque su estructura llega hasta el codo. Dicha estructura está fabricada con una impresora 3D y tiene una estética sorprendente que recuerda a la de un robot de ciencia ficción.

Además de la parte mecánica con impresión 3D, el secreto de Handiii está en la simplificación y aprovechamiento de dispositivos que ya están fabricados. Su sistema de falanges permite usar un sólo servo para cada dedo, y el control se obtiene gracias al uso de un sensor EMG en el brazo, que traslada los movimientos a unos dedos que cuentan con movimiento independiente y hasta la posibilidad de ser modulares, permitiendo cambiar la punta de los dedos con diferentes superficies y hasta integrar herramientas.

El coste de materiales se ha conseguido reducir a unos increíbles 300 dólares no sólo con la simplificación, sino también gracias a usar un smartphone para el procesado, lo que elimina el tener que contar con un controlador especial. Eso sí, el coste final es algo superior.

Por ahora sólo las empresas pueden pedir una Handiii en la página de Exiii, pero debido al enorme éxito y acogida del dispositivo, la lista de espera parece que se está alargando bastante. Con suerte dentro de poco publicarán el diseño open source para que pueda evolucionar y se amplíe su fabricación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor