Historia del “bug” informático

Empresas

La palabra “bug” es bien conocida por todos los aficionados a la
informática. Hispasec profundiza en los orígenes del término.

El término “bug” ha sido asociado a interferencias y malfuncionamiento

desde mucho tiempo antes de que existieran los ordenadores modernos,

siendo Thomas Edison uno de los primeros en acuñar este significado. Si

bien fue una mujer, Grace Murray Hopper, quién en 1945 documentó el

primer “bug” informático.

“Bug”, traducido literalmente del

inglés como “bicho”, adquiere otro significado cuando hablamos de

informática. Esta otra acepción se refiere a elementos y circunstancias

en el software o hardware, involuntarios e indeseados, que provocan un

malfuncionamiento. A lo largo de los años este término se ha

popularizado y hoy día se utiliza comúnmente para referirse a los

errores en los programas informáticos. La relación con la seguridad

informática es directa, ya que muchas de las vulnerabilidades que día a

día vemos en Hispasec están asociadas a “bugs”.

Grace Murray

Hopper (1906-1992), graduada en matemáticas y física por el Vassar

College, y doctora en matemáticas por la universidad de Yale, ha pasado

a la historia por ser una innovadora programadora durante las primeras

generaciones de ordenadores.

En 1943, durante la segunda guerra

mundial, decidió incorporarse a la marina estadounidense. Fue destinada

al laboratorio de cálculo Howard Aiken en la Universidad de Harvard,

donde trabajó como programadora en el Mark I.

El 9 de septiembre

de 1945 el grupo de trabajo de Aiken y Grace se encontraba en la sala

del Mark II intentando averiguar porqué el ordenador no funcionaba

adecuadamente. Tras un examen concienzudo lograron detectar que la

culpable era una polilla de dos pulgadas que se había colado entre los

contactos de unos de los relés del Mark II. Más tarde, Grace registraría

el incidente en el cuaderno de bitácoras, pegó la polilla que causó el

problema y anotó debajo la frase “First actual case of bug being found”.

Puede verse una foto de la anotación original del primer “bug” en esta página.

A partir de entonces, cada vez que algún ordenador

daba problemas ellos decían que tenía “bugs” (bichos o insectos). Años

más tarde Grace también acuñaría el término “debug” para referirse a la

depuración de programas.

Además de los fines militares, única

razón de ser de los primeros ordenadores, cuentan que Grace fue de las

primeras personas en buscar utilidades civiles a la informática. Entre

sus muchos méritos destaca la creación del lenguaje Flowmatic, el

desarrollo del primer compilador, o su trabajo en la primera versión del

lenguaje COBOL.

Grace continuó con sus avances en computación y

tuvo numerosos reconocimientos a lo largo de su carrera. Entre otros,

recibió el premio Hombre del Año en las Ciencias de Cómputos por la Data

Processing Management Association. Fue la primera mujer nombrada

Distinguished fellow of the British Computer Society, y la primera y

única mujer almirante en la marina de los Estados Unidos hasta la fecha.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor