Hitachi tiene que indemnizar a un empleado con más de un millón de dólares

Empresas

El trabajador inventó tres mecanismos que forman parte de la tecnología
actual de los lectores de información en los discos ópticos.

El Tribunal Superior de Tokio ha ordenado a la multinacional Hitachi

pagar una indemnización de 162 millones de yenes (1,5 millones de

dólares) a un ex empleado por sus derechos de patente de inventos

relacionados con los discos ópticos.

La sentencia

cuadruplica la compensación de 323.000 dólares que inicialmente adjudicó

un juzgado de distrito a Seiji Yonezawa, de 65 años, que fue apelada por

la compañía en noviembre de 2002.

Según las fuentes,

mientras el demandante trabajaba para Hitachi entre 1973 y 1977 inventó

tres mecanismos que forman parte de la tecnología actual de los lectores

de información en los discos ópticos como los vídeo discos digitales

(DVD).

Yonezawa se retiró de Hitachi en 1996 y presentó una

demanda judicial contra la empresa en la que pedía 250 millones de yenes

(2,3 millones de dólares) de indemnización por sus derechos, a lo que la

multinacional se negó al alegar que ya había pagado la compensación por

las patentes, de 2,5 millones de yenes (unos 23.000 dólares).

No obstante, el tribunal elevó la compensación al calcular que Hitachi obtuvo

unos beneficios de 600 millones de yenes (5,5 millones de dólares) por

los inventos de su empleado.

Según la defensa de Yonezawa, la

indemnización es la más alta que los tribunales japoneses obligan a las

empresas a dar a un empleado por derechos de patentes.

Con todo,

la empresa ha emitido un comunicado en el que se lamenta de la decisión

judicial e informa de que recurrirá la sentencia a un tribunal superior.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor