Holanda acusa a Google de violar la ley de protección de datos

EmpresasRegulación

La combinación de la información personal de sus usuarios a través de varios productos no tiene el consentimiento de los mismos, según la agencia holandesa.

Los problemas de Google con las autoridades europeas de protección de datos van camino de convertirse en un lugar común. Ahora es la Dutch Data Protection Authority (DPA) la que denuncia que la práctica de la compañía de combinar datos de los usuarios a partir de sus diferentes servicios viola la ley holandesa de protección de datos.

La revisión de la política de privacidad del gigante de la web, efectuada en 2012, dio a la empresa el derecho a “combinar la información personal” a través de múltiples productos, incluyendo información de pago y datos de localización. Sin embargo, la agencia de protección de datos holandesa ha detectado que la empresa no informa adecuadamente a los usuarios de la práctica de antemano, ni busca su consentimiento.

Google hace girar una red invisible de nuestros datos personales sin nuestro consentimiento. Y eso está prohibido por la ley”, señaló el presidente de la DPA, Jacob Kohnstamm, en un comunicado. El hallazgo no se traducirá inmediatamente en la aplicación de medidas, pero la corporación estadounidense ha sido invitada a una audiencia para determinar si tales medidas son necesarias, informa CNET.

Por su parte, Google sostiene que su política de privacidad no es ilegal y que ha cooperado constantemente con los investigadores. “Nuestra política de privacidad respeta la legislación europea y nos permite crear servicios más eficaces y simples”, declaró el portavoz de Google, Al Verney, desde Bruselas. “Nos hemos comprometido plenamente con la autoridad neerlandesa de protección de datos en todo este proceso y seguiremos haciéndolo en el futuro”, aseveró Verney.

Google provocó la ira de los defensores de la privacidad en enero de 2012, con la remodelación de su política de privacidad que le concedía derechos explícitos para combinar la información personal de sus usuarios. Esta política de privacidad simplificada sustituyó a las 60 políticas de privacidad de sus diferentes servicios. Quienes se oponen a esta nueva política aseguran que el cambio fue diseñado para aumentar la eficacia de la publicidad de la compañía.

Desde entonces, el regulador francés CNIL y funcionarios de la Unión Europea han conminado a Google a modificar su política de privacidad. De hecho, la CNIL anunció en septiembre acciones coordinadas y simultáneas con otros cinco países europeos, ya que Google no había aplicado “medidas importantes de cumplimiento”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor