Hollywood y Silicon Valley vuelven a darse la mano con ‘The Internship’

Empresas

Google incluso ha prestado su campus como decorado para la película. Aprovechando el rodaje, se ha deshecho en atenciones con sus protagonistas, Owen Wilson y Vince Vaughn.

La Meca del Cine y la Meca de la Tecnología son dos mundos que se encuentran muy cercanos geográficamente, pero muy lejanos en todo lo demás. No obstante, en los últimos tiempos, la crisis de ideas en Hollywood está haciendo que los productores, guionistas y directores beban cada vez más de historias reales iniciadas en garajes y que tienen como geeks a sus principales protagonistas. Son los inicios de grandes gigantes tecnológicos que han llegado a redefinir incluso a la propia industria audiovisual.

Piratas de Silicon Valley, de 1999, fue el primer acercamiento serio a la historia de esas grandes compañías. El filme, realizado por Martyn Bruke y basado en el libro Fire in The Valley: The Making of a Personal Computer cuenta los comienzos de los dos grandes rivales de la informática: Apple y Microsoft.

Pese a que la película fue nominada a cinco Emmys, Hollywood no continuó con el hilo de docudrama tech en sus películas. No lo necesitaba. Eran años de bonanza para la industria con títulos que habían elevado el séptimo arte a una nueva categoría. Titanic o Matrix trajeron una nueva generación de efectos especiales. Los espectadores querían imágenes espectaculares, no culebrones contando la vida de empollones. La burbuja de las punto com se seguía hinchando, pero ¿eso de Internet no sería una moda pasajera?

Una década después todo había cambiado. El cine está cada vez más mezclado con la industria tecnológica y, a su vez, está se encuentra más inmersa en la vida de los usuarios… y los espectadores. En 2010 se estrenaba La Red Social. Por primera vez, un filme abordaba la biografía de un joven ingeniero que acabaría creando la mayor comunidad online del mundo… Facebook. Las buenas cifras cosechadas en las taquillas de todo el mundo por esta cinta basada en libro Multimillonarios por accidente hicieron ver a los productores que los techies eran un buen filón.

Poco después se ponían en marcha varios proyectos interesantes. En curso hay dos películas para contar la vida del difunto Steve Jobs. Una estará basada en la biografía autorizada escrita por Walter Isaacson y la otra, de corte más independiente, tendrá a Ashton Kutcher como joven Jobs.

Además, actualmente se está filmando ‘The Internship’ en pleno Mountain View, con Google plenamente involucrada en este proyecto de 20th Century Fox. La firma de la gran G no podía ceder sus oficinas durante meses para el rodaje, pero sí ha accedido a dejarlas durante una semana, sobre todo para la toma de exteriores.

Así se ha podido ver a los actores principales de la película, Owen Wilson y Vince Vaughn, integrados como un par de empleados (becarios) de Google corrientes y molientes. La firma del buscador ha echado el resto, con el presidente Eric Schmidt dándoles charlas como si fueran trabajadores reales, el co-fundador Sergey Brinn invitando al equipo de rodaje a cenar a su propia casa y hasta la participación de parte de la plantilla de Google como extras. Incluso la empresa cederá algunos de sus proyectos más innovadores (Google Glass y los coches sin conductor) para que aparezcan en la cinta, según recoge All Things Digital.

No hay vuelta atrás. Silicon Valley se ha metido tan en el tuétano de Hollywood que muchos de sus actores ya se interesan por el ecosistema de las start-ups, bien como fundadores o inversores. El propio Justin Timberlake (Sean Parker en La red social), Jessica Alba, Will Smith, Ashton Kutcher y un largo etcétera.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor