HP obtiene la mayor pérdida de su historia en el tercer trimestre

Empresas

Aunque no iba a ser una sorpresa, a nadie han dejado indiferente los 8.900 millones de dólares que HP ha perdido en su tercer trimestre fiscal.

“HP está en las primeras etapas de una recuperación de varios años”, decía Meg Whitman, CEO de la compañía desde hace un año, durante la presentación de resultados. La caída de cuatro de seis de sus unidades de negocio, la situación económica y la propia situación de HP han llevado a la compañía a contabilizar una pérdida neta de 8.900 millones de dólares, la mayor de su historia, en el tercer trimestre.

A grandes rasgos los ingresos del negocio de PC han caído un 10%, los de Imagen e Impresión un 3%, los de Servicios otro 3%, el negocio de servidores, almacenamiento y networking ha sufrido una caída del 4%, los ingresos de la unidad de Servicios Financieros de HP han permanecido planos y los ingresos procedentes del software ha crecido un 18%.

Los 8.900 millones de dólares que HP ha perdido se basan en los 29.700 millones de dólares de ingresos un 5% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Además de reducir sus previsiones para todo el año, HP ha reiterado sus planes de restructuración y gestión de costes como cambios estratégicos que llevarán a mejorar las cuentas de la compañía.

Esos planes incluyen el despido de 27.000 empleados en dos años y la inversión en áreas estratégicas, como la seguridad, cloud computing y software de análisis de datos.

Otra datos de los resultados es que ha compañía ha generado 2.800 millones de dólares en efectivo y que el gasto en I+D fue de 854 millones de dólares en el trimestre, frente a los 812 millones de hace un año. Además, Whitman está desmantelando las compras de Electronic Data Systems y Palm, realizadas por Mark Hurd cuando fue CEO de la compañía entre 2005 y 2010.

Windows 8, tabla de salvación

Para ayudar a revivir la división de PC, un mercado en el que HP aún se mantiene como líder, la compañía planea el lanzamiento de un tablet que funcione con Windows 8, la próxima versión del sistema operativo de Microsoft, a finales de este año. El dispositivo está pensado para usuarios empresariales más que para el mercado de consumo y por tanto se ha incidido en características de seguridad y durabilidad, en lugar que querer imitar al iPad de Apple, explicaba Whitman en una entrevista publicada en Bloomberg.

La compañía quiere lanzar el tablet este año, después de la llegada de Windows 8 a finales de octubre, de forma que pueda estar disponible en todo el mundo a primeros de 2013.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor