HP Touchpad como el Cid Campeador, ganando batallas después de muerto

Empresas

No han pasado muchos días desde que HP declarase difunto a tu Touchpad, el tablet con el que pretendía arañar mercado al omnipresente iPad.

Desde entonces se produjo un anuncio de bajada radical de precio de las unidades que las tiendas tenían disponibles en stock. Ha pasado de costar en torno a unos $500 según modelo a apenas $99. La fiebre se ha desatado y lo que hasta ese momento no quería ningún cliente y hasta los distribuidores estaban devolviendo al fabricante pasó a agotarse en pocas horas. Y aún hay más.

Puede que WebOS, el sistema operativo presente en este tablet, no contase con la miríada de aplicaciones disponibles para iOS o Android, pero no funcionaba mal.

Además el resto de prestaciones (tamaño de pantalla, procesador, peso, altavoces…) lo hacían sobre el papel un más que digno competidor. Incluso contaba con la baza de un puerto microUSB para conexión de datos y recarga de la batería en lugar del habitual puerto de conector propietario habitual en iPad o Samsung.

Esta drástica rebaja de precio ha convertido a las unidades que cogían polvo en el fondo de algún almacén en codiciadas gangas. Porque habrá otros mejores o con un “enviroment” (entorno de aplicaciones) más abundante, pero hay quien se conforma con un “simple” tablet que le permite navegar vía WiFi, ver películas, leer libros, consultar recetas en la cocina… si no tiene que gastarse en ello más que el equivalente a apenas unos 70 €.

Esa es la razón que está haciendo que desde que se anunció esa rebaja la gente esté casi asaltando las tiendas donde puedan tenerlo y saturando de peticiones las webs de establecimientos online que lo vendían y que han tenido que colgar el “no hay entradas” ante la avalancha de peticiones. El éxito que no tuvo mientras HP lo mantenía comercialmente ha llegado en el momento de su retirada del terreno de juego.

Quizá esto nos conduciría a la reflexión de que esta fiebre por tener el último terminal de tal o cual marca o modelo, si además fuese acompañado de precios asequibles o más adecuados a muchas economías permitiría seguir produciendo y vendiendo aún más dispositivos. O eso o que vemos un precio rebajado y nos lanzamos como locos. ─[BBC]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor