HTC busca en China su tabla de salvamento

Empresas

HTC, que a primeros del mes pasado anunció haber ganado un 60% menos, que ha cerrado sus operaciones en Corea del Sur y podría hacer los mismo en Brasil, busca en China un mercado de éxito.

HTC continúa perdiendo cuota de mercado frente a Apple y Samsung y ha decidido mirar hacia China para que le ayude a estabilizar sus ventas. El fabricante no sólo ha ampliado su equipo de ingenieros en el país sino su canal de ventas con el objetivo de convertirse en una de las dos primeras marcas del país en 2015, ha dicho Ray Yam, responsable de las operaciones de HTC en China, a The Wall Street Journal.

La cuota de mercado de HTC en china creció desde el 2,6% del primer trimestre a un 6% en el segundo. Yam, además, prevé ganar entre un 3% y un 4% en los próximos dos trimestres.

HTC quiere aprovecharse de un esperado crecimiento de smartphones en China. Las ventas podrían duplicarse hasta los 300 millones de unidades, desde los entre 150 y 170 millones de este año. Para ello la compañía planea seguir un modelo basado en ofrecer dispositivos en China por el mismo precio que los Galaxy de Samsung o el iPhone de Apple, aunque Yam reconoce que el esfuerzo le llevará a HTC algunos años.

A primeros de este mes HTC presentó sus resultados, con beneficios de 247 millones de dólares, un 60% menos que los 584,3 millones del mismo periodo del año anterior. La compañía, además, ha estado inmersa en una lucha de patentes con Apple que ha impedido que dos de sus productos clave, el One X y el Evo 4G LTE, puedan venderse en Estados Unidos.

La dura competencia con Samsung llevó a HTC a anunciar, el mes pasado, el cierre de sus oficinas de Corea del Sur y que el fracaso a la hora de capitalizar las oportunidades en el mercado brasileño podría llevarle a cerrar sus operaciones en el país sudamericano.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor