HTC busca externalizar su producción de smartphones

Empresas

Movida por el encarecimiento de la producción interna por la reducción de los pedidos, HTC ha contactado con varios fabricantes subcontratados, como Wistron.

Siguiendo el ejemplo de Apple, su rival taiwanés HTC  está considerando externalizar su producción de teléfonos inteligentes. La externalización supondría un cambio estratégico importante del fabricante de teléfonos inteligentes, en su búsqueda de vías de reducir costos y mantener la rentabilidad, según apuntaron personas familiarizadas con la compañía al Wall Street Journal.

La compañía taiwanesa se ​​ha reunido en los últimos meses con varios de los principales fabricantes subcontratados por las grandes firmas de electronica, incluyendo FIH Mobile Ltd., una unidad de Foxconn, y Wistron Corp, proveedor de BlackBerry. HTC valora la posibilidad de la subcontratación a medida que la producción interna se vuelve más cara, debido a la reducción de los pedidos. Las ventas de HTC en el tercer trimestre  cayeron un 33% respecto al año anterior, y el mes pasado volvió a los números rojos por primera vez desde su oferta pública inicial de acciones, en 2002.

Una de las fuentes aseveró que HTC también ha preguntado informalmente a algunas empresas, entre ellas FIH Mobile, si estarían interesadas ​​en la compra de una de las fábricas. Actualmente, la empresa produce todos sus teléfonos inteligentes en sus propias fábricas de Taiwán y China.

El director de Marketing de HTC, Ben Ho, declaró que la compañía ha concentrado algunas de sus líneas de producción de Taoyuan , Taiwán, en un solo edificio por razones de coste. Pero dijo que HTC no tiene planes de vender sus fábricas. ” Estamos estudiando todas las maneras de optimizar el costo sin sacrificar la calidad”, afirmó.

Curiosamente, HTC comenzó su andadura como un fabricante subcontratado por otras compañías de teléfonos móviles en 1997, pero en 2006 pasó a producir bajo su propia marca. HTC experimentó un rápido crecimiento, especialmente en Estados Unidos, donde se convirtió en el principal fabricante de teléfonos inteligentes en 2011. Sin embargo, el descenso que sufrió después fue igualmente rápido, después de que sus ventas no pudieran mantener el ritmo de Samsung y Apple.

Incluso después de que HTC pasara a centrarse en su propia marca, se aferró a sus fábricas como base de su fortaleza, a pesar de que la mayoría de sus rivales, como  Apple y Nokia, subcontratan la fabricación para ahorrar costes. Estrategia que ahora  HTC está reconsiderando.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor