Huawei Ascend Mate 7 y Ascend G7, dos smartphones de alta gama con precios muy competitivos

Movilidad
2 1

Huawei ha presentado en IFA un smartphone con una pantalla que aprovecha el 83% del frontal y otro teléfono dirigido a los jóvenes.

Especial desde la IFA (Berlín)

En pocos años la compañía china Huawei ha pasado de vender teléfonos de marcas blancas para los operadores de telecomunicaciones a convertirse en el tercer fabricante mundial de smartphones, con un 6,9% de cuota de mercado.

El año pasado la empresa comercializó 52 millones de unidades y en el presente estiman que venderán 80 millones de dispositivos. El crecimiento resulta impresionante si tenemos en cuenta que en 2010 Huawei solo había distribuido 3 millones de smartphones.

El incremento interanual resulta especialmente pronunciado en regiones emergentes, como Medio Oriente y África (550%) y Latinoamerica (275%). Las cifras en Europa y Asia tampoco están nada mal, con un crecimiento respecto a 2013 del 120 y 180% respectivamente.

¿Cómo ha llegado Huawei hasta aquí? La marca ha contado sus secretos en su particular keykote en IFA. El responsable de la unidad de consumo, Richard Yu, ha explicado su foco en tres pilares: el producto, la marca y los acuerdos con partners. En el primer apartado, el fabricante es una gran fuente de innovación, combinada con un diseño Premium para sus teléfonos de alta gama y un cuidado por la calidad.

Además, la empresa china ha invertido bastante en marketing para darse a conocer no solo en el mercado B2B, sino también en el B2C. Para potenciar la marca la compañía ha firmado acuerdos con diversos equipos de fútbol, se ha asociado con varias firmas de moda y estilo de vida y ha incrementado sus contactos con los minoristas. Además, han llevado a cabo diversas iniciativas de marketing digital, como su campaña de los ‘groufies’ en la que un millón de usuarios les enviaron autofotos en grupo.huawei_ascend_p7_sapphire_edition

Huawei se guardaba algo grande

En IFA la firma ha presentado dos nuevos smartphones, aunque en la keynote se han visto tres dispositivos. Huawei ha dedicado un hueco al ya conocido Ascend P7. Este se ha actualizado con una edición Premium (Ascend p7 Sapphire Edition) que cuenta con una pantalla frontal con cristal de zafiro y resistencia a golpes y arañazos y un material cerámico en su parte trasera.

El plato fuerte de Huawei en la feria es el Ascend Mate 7, un phablet con una pantalla FHD de 6 pulgadas de diagonal que aprovecha prácticamente todo el frontal. Según aseguran desde la compañía china, esta es un 11% más que la del Galaxy Note, un 35% más que la del Galaxy S5 y un 125% más que la del iPhone 5S. El Ascend M7 tiene un bisel prácticamente invisible (2,9 mm) y grosor de solo 7,9 mm que le confieren una apariencia muy atractiva. Pese al tamaño, el terminal se sujeta cómodamente, puesto que está diseñado de forma ergonómica y solo pesa 185 gramos.

El Ascend Mate 7 integra un chip inteligente Kirin 925 de ocho núcleos, con cuatro que corren a 1,8 Ghz A15 y otros tantos A7 a velocidad de 1,3 Ghz. Huawei destaca sus grandes posibilidades en el uso de foto y vídeo, así como para 3D gaming. Además, es notable el ahorro de batería dado el sistema de gestión de uso de los núcleos.

En su parte trasera el nuevo miembro de la familia de Huawei incorpora un lector de huellas dactilares que es capaz de leer hasta cinco improntas en 360 grados e incluso aunque los dedos estén mojados. A diferencia de otros competidores, este escáner da la posibilidad de desbloquear el teléfonos y con un solo toque, no siendo necesario dos pulsaciones. Huawei indica que es un 80% más rápido que otros rivales en este aspecto y no le falta razón, según nuestras pruebas iniciales. Las huellas se pueden programar en moda normal e invitado, para la protección de algunas carpetas privadas apps o información referente a pagos

El dispositivo está acompañado de una potente batería de 4.100 Mah que permite hasta dos días de autonomía. Aseguran que es capaz de soportar 8 horas de streaming de vídeo, 15 horas de películas en memoria, 60 horas de reproducción musical y 9 horas de navegación por Internet. Hay tres modos de gestión de la batería: normal, inteligente y ultra.

En cuanto al ámbito fotográfico, la cámara trasera del Mate 7 es de 13 megapíxeles y la delantera cuenta con 5. El Mate 7 integra un sensor Sony BSI de cuarta generación y la apertura de obturador es f 2/0, otorgando gran luminosidad. Uno de los aspectos más curiosos en este sentido es la posibilidad de tomar instantáneas directamente con el sensor de huellas de la parte posterior.

El Mate 7 destaca también por sus conectividades. El terminal dispone de Dual Sim, con una ranura preparada para Micro SIM y otra que se puede usar para Nano SIM o bien tarjetas de almacenamiento Micro SD. El phablet lee el estándar LTE Cat 6, proporcionando una alta velocidad de conexión, y cuenta con antena dual inteligente.

En términos de software, el smartphone insignia de Huawei viene con la interfaz EMUI 3.0, que Huawei ha mejorado inorporando un timeline de notificaciones y capas transparentes. La firma se ha apoyado en su comunidad a través de un concurso para invitar a sus fans a desarrollar temas para las pantallas de EMUI.

Lo más llamativo de este teléfono es su precio. Cuesta 499 euros en su edición normal y 599 en su versión Premium (con color dorado, 32 GB de almacenamiento y 3Gb de RAM), un coste bastante económico en comparación con otros teléfonos insignia de grandes fabricantes. Se podrá encontrar en el mercado a finales de octubre en treinta países, incluyendo España.

Entre los accesorios que acompañarán al Mate 7 destacan los auriculares UltimoPower Active Noise Cancelling, que además de permitir reducir el ruido entre 15 y 30 Mb funcionan como batería externa para el smartphone, proporcionándole hasta dos horas de carga extra.

huawe-ascend-mate-7

Ascend G7, pensado para la generación selfie

La otra novedad de Huawei es el Ascend G7, un teléfono dirigido a los jóvenes y a los amantes de fotos y autofotos. Al igual que el Mate 7 cuenta con un atractivo diseño metálico. El dispositivo está fabricado con la tecnología Nano Molding, que permite adherir el plástico y el metal sin ningún elemento adicional. Tambièn comparte el diseño ergonómico, au

Este terminal, que estará disponible en tonos plata, gris y dorado, cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas y resolución de 1280 x 720 píxeles, viene con un procesador de cuatro núcleos de 1,2 Ghz, una batería de 3000 mAh y conectividad LTE Cat4 con la que es posible descargar 1 Gb en un minuto.

Huawei ha trabajado mucho las prestaciones fotográficas del terminal, debido a quien va dirigido: una generación marcada por la cultura de la imagen y los selfies. Tiene una cámara trasera de 13 megapíxeles y frontal de 5, con un objetivo angular de 88 grados y 28mm de focal pensando en extender las panorámicas.

El teléfono es capaz de tomar fotos en tan solo 1,4 segundos. Para agilizar el disparo, el G7 puede usar como disparador el botón de bajar volumen si se pulsa en dos ocasiones. Su cámara viene enfoque manual y una prestación llamada All Focus que da la posibilidad de escoger si enfocar unos u otros objetos después de sacar la foto. Las características de medición de luz independientes permiten tomar fotos aun con poca luz y el sistema de ‘mejora facial’ garantiza una imagen perfecta durante la grabación de vídeos.

Huawei ha dotado a su teléfono de la opción de groufies, para hacer selfies grupales o en formato panorámico y da la posibilidad de hacer panorámicas tanto horizontales como verticales para inmortalizar paisajes o grandes edificios o monumentos.

Otro aspecto llamativo del Ascend G7 es el reconocimiento de gestos para acceder a determinadas funciones. Así, si dibujamos una W entramos en El Tiempo, si hacemos una C en la Cámara, una M a Mùsica, una E al navegador, etc.

La segunda novedad de Huawei en IFA tiene un precio muy competitivo: 299 euros.

huawei_ascend_g7

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor