La IA facilitará la vida de las personas estudiando sus emociones

Gestión de la seguridadInnovaciónInvestigaciónSeguridad

Intel ha celebrado un debate sobre la IA y cómo afectará al mundo del entretenimiento en el que los temas principales han sido el reconocimiento de las emociones humanas por parte de las máquinas y la seguridad que aportan las nuevas normativas de protección de datos.

Esta mañana, en los cielos de la Gran Vía, la compañía Intel ha organizado un debate sobre el futuro de la Inteligencia Artificial en el mundo del entretenimiento. Moderado por Álvaro de los Santos, Social Media Manager en Telemadrid, el debate ha contado con cuatro ponentes: Carlos Clerencia, Director General de Intel en España y Portugal; Xabi Uribe-Etxebarria, Fundador y CEO de Sherpa; Alberto de Vega, Tech Lead of Internal startup en Telefónica I+D y Ramón Nafría, periodista experto en videojuegos.

El evento buscaba resolver las preguntas de ¿cómo influirá el desarrollo de la IA en la oferta de ocio y entretenimiento?, ¿qué nuevas posibilidades tendrán a su alcance los consumidores de contenido audiovisual y videojuegos?, o ¿cómo nuestros smartphones nos facilitarán el día a día?.

Los cuatro participantes han comenzado sus intervenciones recalcando el largo recorrido que aún queda para la Inteligencia Artificial, una tecnología que se encuentra en los primeros años de vida, a pesar el boom que está experimentando en los últimos años.

Carlos Clerencia ha querido destacar el trabajo de innovación de Intel, que cuenta actualmente con equipos formados tanto por expertos en informática como neurocientíficos que “están usando la IA ,cada vez es más potente, para entender cómo funciona el cerebro y así mejorar el funcionamiento de la IA, es como un círculo vicioso”. Gracias a esta innovación Intel quiere construir un chip que funcione como un cerebro.

Emociones

Uno de los temas más destacados durante el debate ha sido la importancia de las emociones humanas para la Inteligencia Artificial. Para Uribe-Etxebarria la IA tiene como principal objetivo facilitar la vida de las personas y para ello es primordial que la máquina sea capaz de comprender las emociones que está sintiendo su interlocutor humano. En Sherpa creen que el futuro de los asistentes personales pasa por desarrollar la inteligencia artificial predictiva. “Actualmente, los asistentes realmente no se utilizan, al menos como un asistente. Al final sólo se utiliza para 4 trucos que hemos aprendido cómo poner la alarma. Yo lo que quiero es que mi asistente aprenda de mi, que sepa lo que me gusta y lo que no me gusta y sea capaz de anticiparse a mis decisiones” ha dicho Uribe-Etxebarria.

El uso de las emociones para dar una oferta más personal también está presente en el futuro de la televisión, según Alberto de Vega. Cada vez hay una mayor oferta de plataformas de contenido audiovisual y la manera de diferenciarse unas de otras, además de crear contenidos propios, será ofrecer el contenido que el usuario quiera ver en el momento preciso. Pues, como ha explicado Alberto de Vega, no se consume lo mismo cuando está a solas con la pareja que cuando están los niños presentes, incluso se ve un contenido distinto después del trabajo que durante el fin de semana. “Queremos que el usuario pase menos tiempo buscando y más tiempo disfrutando”.

En el mundo de los videojuegos, ha dicho Ramón Nafría, también se están desarrollando distintas aplicaciones cuya base es la IA, como por ejemplo diseñar personajes cuya inteligencia se pueda confundir con la de otro jugador y no con una máquina. Además, las emociones del jugador siempre se han tenido en cuenta a la hora de crear las pruebas, de manera que no resultaran tan complicadas como para desanimar al usuario; ahora estos procesos de creación que antes requerían de procesos más manuales, se realizan mediante el uso de inteligencia artificial.

Seguridad

A la hora de hablar sobre las posibilidades que puede aportar a la humanidad el desarrollo de la IA siempre surge la misma cuestión, la seguridad. “La evolución es tan rápida que los usuarios tienen un poco de miedo de cómo puede esto influir en sus vidas” ha resumido el moderador.

Los cuatro participantes han estado de acuerdo en que la evolución de esta tecnología debe ir acompañada al mismo tiempo de una modernización y adaptación de las leyes. Sobre todo han alabado la labor de la UE cuya nueva nueva normativa, el RGPD es mucho más restrictivo que la actual ley estadounidense. “Si a nosotros nos da tiempo, a las grandes empresas también” ha recalcado Uribe-Etxebarria en referencia a los cambios que están teniendo que realizar la mayoría de empresas en Europa para estar listos cuando en mayo del próximo año se implante la nueva ley.

Por otro lado, Clerencia y Nafría también consideran una parte fundamental de este proceso, informar y educar a la población de manera que sea completamente consciente de a quién está cediendo sus datos y cómo se van a utilizar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor